La oposición celebró el fallo