La oposición forzó la sesión, aunque no pudo aprobar el proyecto

En Diputados no consiguió los dos tercios para frenar la suba de las tarifas de servicios, pero insistirá
En Diputados no consiguió los dos tercios para frenar la suba de las tarifas de servicios, pero insistirá Fuente: LA NACION - Crédito: Emiliano Lasalvia
Laura Serra
(0)
26 de abril de 2018  

Habían pasado pocos minutos de las once de la mañana cuando, repentinamente, una columna de diputados de Cambiemos ingresó en el recinto de la Cámara baja y ocupó sus bancas. Mario Negri, jefe del interbloque de Cambiemos, sonrió pícaro ante los rostros de sorpresa de sus colegas de la oposición. Nadie esperaba que dieran quorum. Acto seguido, los oficialistas bloquearon cada una de las 29 iniciativas opositoras destinadas a revertir las alzas de tarifas de los servicios públicos.

Poco le duró la sonrisa a Negri. Desde todas las bancadas llovieron duras críticas a la política tarifaria del Gobierno, incluso de aquellos legisladores que la Casa Rosada creía aliados suyos. Entre ellos, los peronistas no kirchneristas que responden a los gobernadores del PJ. También, el bloque que lidera el ahora radical Martín Lousteau. El oficialismo aguantó el chubasco, pero sabe que lo peor está por venir: la oposición demostró ayer que tiene la mayoría suficiente de votos para aprobar, en una próxima sesión, un proyecto tarifario alternativo al que propone el Gobierno.

Esta iniciativa opositora propone que los aumentos tarifarios no superen el coeficiente de variación salarial y que los valores se retrotraigan a noviembre pasado. Además, establece una baja del IVA que pesa sobre las tarifas del 21 al 10,5%, como también eliminar la alícuota del 27,5% para las pymes.

La lógica indica que al final del camino estará el veto del Poder Ejecutivo al proyecto de la oposición. Es que si la Cámara baja lo aprueba, el peronismo y el kirchnerismo en el Senado lo validarán en un trámite. La palabra final la tendrá el presidente Mauricio Macri, quien ha hecho saber que no dará marcha atrás en su política tarifaria.

El proyecto del Gobierno mantiene las alzas de las tarifas de los servicios públicos, pero, para amortiguar su impacto en el bolsillo, obliga a las provincias y los municipios a eliminar toda carga impositiva (salvo el IVA e Ingresos Brutos) de las facturas. Además, a propuesta de la UCR, propone aplanar los costos tarifarios para evitar sobrecargas en las boletas por picos de consumo y financiar su pago en cuotas.

La oposición rechaza de plano esta propuesta. En minoría, los diputados del oficialismo buscaron ganar algo de tiempo en la sesión de ayer. Corrían con una ventaja: la oposición necesitaba reunir dos tercios de los votos en el recinto para aprobar su proyecto alternativo, pues este no contaba con el dictamen de las cuatro comisiones a las que fue girado. Los opositores no reunían semejante mayoría.

Igualmente, los opositores tenían número suficiente para alcanzar el quorum y arrancar la sesión por ellos mismos, lo que iba a significar todo un golpe político para el oficialismo. Los diputados de Cambiemos, rápidos de reflejos, bajaron al recinto y frustraron la foto del quorum opositor. Acto seguido, bloqueó toda posibilidad de los dos tercios para aprobar cualquier iniciativa.

El capítulo de ayer se cerró con este triunfo efímero del oficialismo. Efímero, porque en cada una de las votaciones de ayer la oposición demostró tener un piso de al menos 130 votos: no alcanza los dos tercios, pero sí ostenta un número holgado para aprobar su proyecto con mayoría simple. Para ello le resulta indispensable contar con el dictamen correspondiente; ya tienen el aval de las comisiones de Obras Públicas y de Defensa del Consumidor. Resta el de la Comisión de Presupuesto y de Peticiones, Poderes y Reglamento.

La saga seguirá la semana próxima: el presidente de la Comisión de Presupuesto, Luciano Laspina (Pro), confirmó que convocará para el miércoles próximo a ese cuerpo. Esto le allanaría el camino a la oposición en su afán de conseguir dictamen. El oficialismo cedió ante la certeza de que, más temprano que tarde, la oposición iba a salirse con la suya. "La oposición va a tener que explicar cómo financiará el costo fiscal de su proyecto, si va a aumentar algún impuesto, si autorizará al Poder Ejecutivo a contraer más deuda, si va a recortar más gasto", acicateó Laspina.

"Acá no hay voluntad política del oficialismo de discutir el tema tarifas -respondió Diego Bossio, del interbloque Argentina Federal-. Cuando nos plantean el tema del déficit fiscal y Macri dice que 'no se puede hacer magia', le pregunto al Presidente si una familia puede hacer magia para pagar las tarifas y llegar a fin de mes". La diputada Graciela Camaño, jefa del bloque del Frente Renovador, coincidió. "Las tarifas no pueden aumentar más de lo que aumentan los ingresos, y el contexto de falta de resultados en la economía nos pone en la obligación de resolver este problema", enfatizó.

Más duro, el jefe del bloque del kirchnerismo, Agustín Rossi, cargó contra el Gobierno. "Ustedes (refiriéndose a los diputados de Cambiemos) tienen por líder político a un presidente que fue acusado de contrabando agravado. Este gobierno es más sucio que los baños de Retiro", asestó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.