Elecciones 2015. La oposición, gran favorita para la puja mendocina