Congreso. La oposición impulsó dos tercios de las leyes aprobadas