La oposición le ganó al kirchnerismo en la capital de Salta