La policía de Santa Fe aceptó la propuesta del gobierno y vuelve a las calles