"La policía fue a buscar a las mujeres a la plaza", dice la organización de la marcha de género en Mar del Plata

Hubo enfrentamientos durante la madrugada; desde la comisión que impulsó el 30º Encuentro Nacional de Mujeres acusan a las fuerzas policiales
Hubo enfrentamientos durante la madrugada; desde la comisión que impulsó el 30º Encuentro Nacional de Mujeres acusan a las fuerzas policiales
(0)
12 de octubre de 2015  • 19:48

La organización del 30º Encuentro Nacional de Mujeres que se realizó este fin de semana en Mar del Plata y que culminó en enfrentamientos entre manifestantes y la policía bonaerense acusó a las fuerzas de seguridad de "reprimir".

Mar del Plata fue la sede del encuentro que se celebra todos los años para avanzar en la conquista de derechos para las mujeres. Se estima que participaron 65.000 mujeres. "Nunca nos pasó esto de llegar al punto de la represión. Esto habla de la falta de aceptación de la diferencia. No sabemos qué juez ordenó la represión. Pero hay videos donde se ve una fuerza de choque contra las mujeres. Están los videos que subieron las compañeras, a muchas hasta les robaron y rompieron los celulares. No era la intención que pasara esto y llegar a esta violencia", dijo Sol de la Torre, una de las integrantes de la comisión organizadora del encuentro.

Los incidentes se produjeron cuando las manifestantes pasaron frente a la Catedral de Mar del Plata. Grupos católicos las enfrentaron con violencia física. "La decisión de pasar por la Catedral es decisión de una columna, para rechazar el rol histórico que ha tenido la Iglesia. Lo hacemos de manera pacifica, y la tradición es hacer pintadas o desnudar los torsos. No responsabilizamos por la violencia a todos los católicos de la ciudad pero sí a este grupo de ultraderecha", continuó la mujer.

Según relató, hubo "forcejeos" en la Catedral hasta el punto de que cayó una de las rejas de contención que habían colocado las autoridades. "Cuando cayeron las rejas la policía empezó a reprimir. Fue a buscar a las mujeres en la plaza, no a la Catedral y las detuvieron. No tuvimos acceso a ellas por cuatro horas. Nadie se hizo cargo de la detención. Ahora las lastimadas están fuera de peligro", sostuvo.

La protesta, convocada por organizaciones sindicales, feministas y de izquierda, y que incluía otras consignas como "Basta de femicidios", "Basta de violencia", "Basta de trata", e "Legalización del aborto", terminó en una batalla campal.

La movilización comenzó de manera pacífica, con manifestantes que llevaban sus pancartas y consignas mientras caminaban. Pero al llegar a la Catedral de la ciudad aparecieron grupos encapuchados, con palos y piedras, que derribaron una reja del edificio. Allí se enfrentaron con un grupo de ultraderecha liderado por Carlos Pampillón.

Pampillón, dirigente del Foro Patriótico Nacional -una organización señalada como neonazi, xenófoba y violenta- está procesado por la justicia marplatense por haber provocado daños al Monumento a la Memoria ubicado en la Base Naval de Mar del Plata y al Centro de Residentes Bolivianos.

Ayer, a raíz de los enfrentamientos entre ambos grupos, intervino la policía, que reprimió la movilización y dispersó a los violentos con gas lacrimógeno, bombas de humo y balas de goma. Al menos tres mujeres resultaron demoradas, según La Capital de Mar del Plata.

El XXX° Encuentro Nacional de Mujeres realizó talleres y debates que abordaron el femicidio, la trata, la violencia, la legalización del aborto y el trabajo, además de realizar una marcha que recorrió sitios "emblemáticos" de la lucha local contra la violencia doméstica y sexual, la trata y la explotación laboral, como prostíbulos cerrados, juzgados donde se tramitaron causas y el Ministerio de Trabajo.

"Este encuentro representa el #Niunamenos. Exigimos la emergencia nacional en violencia sexual y doméstica porque no hay #Niunamenos si no hay presupuesto y políticas públicas para erradicar la violencia", aseguró Laura Hochberg, de la comisión organizadora del encuentro.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.