La policía prepara grupos para reprimir

Tensión en la zona norte del conurbano
Ricardo Larrondo
(0)
30 de noviembre de 2002  

En los últimos días, los intendentes de la zona norte del conurbano han mostrado profunda preocupación por la posible sucesión de saqueos. Ante esa circunstancia, la policía bonaerense tiene previsto en esas jurisdicciones reforzar la prevención y, llegado el caso, ya pidió más escopetas y cartuchos con balas de goma para ejercer la represión.

Fuentes gubernamentales bonaerenses confiaron que, desde el lunes último, los intendentes radicales Gustavo Posse, de San Isidro, y Enrique García, de Vicente López, mantuvieron reuniones con jefes de la policía bonaerense, a quienes les expresaron su intranquilidad debido a que poseían información respecto de que entrarían en acción algunos grupos vinculados con "punteros" del peronismo.

Estas bandas agitarían las banderas de la "crisis y el hambre" entre pobladores marginales de villas de emergencia y así gestarían violencia y saqueos, que no sólo apuntarían a dichos partidos, sino también a los de San Fernando y de Tigre.

Esta misma información, tal como adelantó ayer LA NACION, es la que recibió hace pocas horas el propio ministro de Seguridad bonaerense, Juan Pablo Cafiero, por parte del Servicio de Información del Estado (SIDE). Ese organismo de inteligencia advertía esos desbordes para los próximos 19 y 20 de diciembre, cuando se cumpla el primer aniversario de los trágicos episodios que derivaron en la renuncia de Fernando de la Rúa.

Las mismas fuentes agregaron que esos informes serían muy precisos, pues habrían sido elaborados por los mismos grupos de la SIDE que trabajaron estas cuestiones el último año y durante la presidencia de Menem.

Un vocero de inteligencia oficial confió que la supuesta agitación para fines de diciembre próximo sería consecuencia de la interna no resuelta en el PJ entre duhaldistas y menemistas.

Desde hace dos semanas, la policía de seguridad de la Departamental Conubarno Norte ya ha desplegado un vasto plan de prevención que cubre determinados "blancos", como ser hiper y supermercados, grandes tiendas y centros comerciales.

Grupos de choque

Fuentes del Ministerio de Seguridad agregaron que se dotará a las comisarías de más escopetas y cartuchos con postas de goma para armar improvisados grupos de choque en cada seccional. Sin embargo, esto podría convertirse en una riesgosa arma de doble filo para la gente y el Gobierno.

Todavía está fresco lo protagonizado por el comisario inspector Alfredo Fanchiotti, en los trágicos hechos del Puente Pueyrredón, en Avellaneda, cuando inició una inusual cacería de manifestantes con una escopeta calibre 12.70, en una acción no acorde con la función específica de un hombre del escalafón seguridad al cual él pertenecía. Ese tipo de represión callejera corresponde, casi exclusivamente, a la Guardia de Infantería. Algo similar ocurrió en los hechos de hace un año en la Plaza de Mayo, donde los policías procesados por homicidio son también del escalafón seguridad.

Los intendentes de la zona prepararon una batería adicional de planes trabajar y ayudas familiares para calmar los ánimos en las villas La Cava, Melo y del bajo San Isidro.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.