La policía presentó en público al custodio presidencial de la foto

Aclaración: Carlos Beraldi, el oficial que integraba la custodia de De la Rúa, dijo que no se parece al ex carapintada Castillo.
(0)
24 de marzo de 2000  

La Policía Federal presentó en sociedad al hombre que provocó la confusión del ministro de Seguridad bonaerense, Aldo Rico. Se llama Carlos Alberto Beraldi, tiene 40 años, es oficial principal, hace dos décadas que pertenece a la fuerza y dice que no se parece en nada a su tocayo Carlos "El Indio" Castillo, un ex dirigente carapintada.

De impecable uniforme de verano -blanco y de mangas cortas-, peinado a la gomina y ostensiblemente nervioso y preocupado, Beraldi soportó una metralla de flashes.

No habló mucho, respiró hondo y miró insistentemente de reojo, antes de contestar cada pregunta, al comisario Carlos Solá, jefe del departamento de Comunicación Social de la Federal y vocero del titular de la fuerza, comisario general Rubén Santos.

"Me confundió, sin lugar a dudas, con una persona de apellido Castillo", arrancó el principal Beraldi, que revista ahora en la comisaría 38a., situada en Coronel Bonorino 258, en el barrio porteño de Flores.

-¿Lo conoce a El Indio Castillo?

-No, lo vi por primera vez en Página 12 (el diario que publicó la foto en primer término).

-¿Usted cree que se parece a Castillo?

-No. Hay rasgos muy definidos que no tienen nada que ver conmigo: la boca, el mentón, el cabello. Además, ese hombre denota tener más años que yo...

En la mesa del microcine del Departamento Central de Policía, en el medio de Solá y de Beraldi, oía, sin intervenir, otro uniformado: el oficial Gustavo Guiglielmoni.

Guiglielmoni es el otro custodio que aparece en la foto detrás del presidente Fernando de la Rúa, obtenida al salir de la AFIP, el 24 del mes último, a pocas horas de que la Plaza de Mayo se convirtiera en el escenario del primer paro con movilización contra el gobierno aliancista.

Cuando se le preguntó a Beraldi a qué atribuía el equívoco de Rico dijo: "Precisamente a eso, a una equivocación".

En la foto que el ex carapintada presentó ante la prensa había un hombre vestido de civil detrás de De la Rúa al que sólo se le veía parcialmente el rostro. De ahí la confusión.

Después de diez años, Beraldi dejó de pertenecer a la custodia presidencial, el 17 del actual, antes de que se conociera este episodio. "Es una cuestión de rutina", dijo Beraldi a La Nación cuando se retiraba del lugar. "Ahora estoy en la 38a. y vestía de civil porque la custodia nunca viste de uniforme", agregó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.