El escenario. La política, el gran obstáculo de Galuccio