Llegó ayer a Madrid. La Presidenta criticó el ajuste de España