La Presidenta partió a Cuba y podría ver a Fidel Castro