Reacción. La Presidenta reclamó que no le pongan "palos en la rueda"