El escenario. La Presidenta sólo trabaja para ella