En Harvard. La Presidenta tomó distancia de la reforma de la Constitución