La primera dama conducirá una nueva área del Gobierno

Será la titular del consejo de coordinación de políticas sociales Chiche Duhalde dijo que habrá tres planes sociales: los subsidios para desocupados, bonos para comprar comida y para medicamentos Afirmó que sólo se puede atender la emergencia
Será la titular del consejo de coordinación de políticas sociales Chiche Duhalde dijo que habrá tres planes sociales: los subsidios para desocupados, bonos para comprar comida y para medicamentos Afirmó que sólo se puede atender la emergencia
(0)
27 de enero de 2002  

Hilda González de Duhalde anticipó a LA NACION que se quedará en el Gobierno cuando deje en manos de un nuevo ministro, que aún no definió, la cartera de Desarrollo Social.

La primera dama conducirá el consejo de coordinación de políticas sociales, una nueva área que dependerá del Presidente, su marido.

Sostiene que éste será un año de emergencia en la Argentina y que por esa razón y por la falta de recursos y de crédito externo el Gobierno tiene capacidad para instrumentar sólo tres planes sociales: uno para jefas y jefes de hogar desocupados, que ya se puso en marcha, un plan alimentario, y uno médico que se anunciará en los próximos días. Los tres consisten en subsidios mínimos que le costarán a la Nación 1500 millones de pesos.

La esposa del Presidente pretende convertir el Ministerio de Desarrollo Social en una cartera "más chica y ágil" y considera que se podrá contener la grave situación social porque, además de los tres planes sociales, su marido trabaja "todo el día" (según sus palabras) buscando soluciones para sacar adelante a la Argentina.

-¿Por qué no quiso ser ministra y decidió estar sólo por 60 días al frente de Desarrollo Social?

-Porque me reservo para mí otro espacio: un área de coordinación de las políticas sociales. En estos dos meses pretendo corregir cuestiones estructurales del ministerio que tienen que ver con una enorme cantidad de personas trabajando, o haciendo que trabajan en algunos casos, y la imposibilidad financiera de llevar programas adelante porque lo que ingresa se va en sueldos. Tenemos que achicar el ministerio y hacerlo más ágil.

-¿Cuándo se entregarán los subsidios para jefes y jefas de hogar desocupados?

-Ya estamos entregando y firmando convenios con todas las provincias para que seleccionen a las familias a las que llegará la ayuda.

-¿A qué cantidad de beneficiarios llegarán esos planes?

-Un millón de familias que recibirán entre 100 y 200 pesos. Después, posiblemente, vamos a continuar con el programa Trabajar, para llegar a otras dos franjas: los jóvenes y la gente que crió a sus hijos, pero que no puede insertarse en el campo laboral, gente de alrededor de 50 años.

-¿Cuándo lanzarán ese plan?

-Cuando podamos, porque se haría con organismos internacionales.

-¿En esta primera etapa sólo se podrá instrumentar el plan para desocupados y el alimentario?

-Sí, porque la situación es gravísima y es lo que podemos hacer. Cada gobernador recibió el mismo índice el dinero para que compre alimentos, más el programa para jefes y jefas de hogar y ahora terminamos de acordar por tres pesos que en cada programa la gente tenga medicamento gratis por medio de un bono.

-¿Su tarea específica es la coordinación y el control social?

-En el consejo de coordinación de políticas sociales, tendremos la base de datos de las familias que son atendidas. Tenemos que tener todo controlado y ya estamos armando la página en Internet para que todo el mundo pueda convertirse en un controlador. Sumaremos al equipo gente honesta, que es lo necesitamos porque en la acción social siempre hubo muchos que se llenaron los bolsillos y la ayuda nunca llegaba a la gente.

- ¿Quiénes integrarán el consejo?

-Los ministros relacionados con el área, que ya están trabajando conmigo definiendo cuáles son las prioridades.

-¿Cómo calificaría la situación social en la Argentina?

-De absoluta emergencia. Este será un año de emergencia y la emergencia sólo tenemos que atenderla y tener la tranquilidad necesaria para planificar el futuro. Estas dos cosas hay que hacerlas al mismo tiempo: cómo podemos ir pasando a planes de promoción es uno de nuestros objetivos.

-¿Cree que es posible contener la situación social con los planes que hará el Gobierno?

-Debería porque, mientras tanto, está mi esposo todo el día reunido con los sectores de la producción viendo cómo se empiezan a generar las condiciones para que las economías regionales y los sectores de la producción empiecen a producir.

-¿Es optimista?

-Absolutamente. El país va a ir entrando en un camino que le permita a Duhalde dejar en dos años visualizada la salida. No será la panacea pero vamos a dejar, por lo menos, un país ordenado. Eso ya es mucho.

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.