La prioridad del Gobierno es contener al productor