La privatización de las centrales nucleares, con media sanción