Coronavirus en la Argentina: la reapertura será más lenta en el conurbano

Una ministra de Kicillof dijo que los intendentes del Gran Buenos Aires no pidieron por las salidas recreativas
Una ministra de Kicillof dijo que los intendentes del Gran Buenos Aires no pidieron por las salidas recreativas Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
(0)
9 de mayo de 2020  

La ministra de gobierno bonaerense, Teresa García, dijo ayer que no se recibieron pedidos de parte de los intendentes del conurbano para flexibilizar la cuarentena, en la antesala del inicio de una nueva fase del aislamiento, preventivo y social obligatorio dispuesto a nivel nacional por la pandemia de coronavirus.

"Hacemos la misma evaluación de la situación que hace quince días. En general, en el conurbano no hubo demanda de los intendentes para abrir la cuarentena. La idea es no permitir que circulen demasiadas personas", indicó la funcionaria en El Destape Radio, y agregó: "La idea es seguir restringiendo y poner la mirada en el transporte público".

La ministra hizo hincapié en las dificultades de habilitar las actividades recreativas. "No hemos tenido pedidos de parte de los intendentes del conurbano para habilitar las salidas recreativas. Todo lo contrario: entre las consultas con los jefes comunales de 29 distritos plantearon que es muy difícil el control", expuso la funcionaria en declaraciones formuladas ayer a radio La Red.

En ese marco, García recalcó que el Poder Ejecutivo provincial solo trabaja sobre la base de aperturas que son solicitadas por los intendentes para cada distrito y especificó que "ellos nos formulan las consultas de las habilitaciones, presentan protocolos sanitarios y mecanismos de control".

Estimó, en ese sentido, que los jefes comunales del Gran Buenos Aires no requirieron las salidas recreativas porque es "imposible controlarlas en distritos de 450.000 habitantes".

De cara a la nueva fase de la cuarentena, que se iniciará pasado mañana, resaltó que "la preocupación de la gestión de Axel Kicillof es la cuestión de la producción y el empleo", y añadió que la atención del Poder Ejecutivo bonaerense "está puesta en la actividad industrial más que en la comercial".

"Hubo reuniones ayer y ahora se definirán las actividades que van a empezar a abrir lentamente", dijo García.

La funcionaria consideró que desde hace 15 días, "cuando fue la última apertura de cuarentena, en la provincia de Buenos Aires tenemos dos realidades: la del conurbano, donde está muy limitada, y el interior, donde hay distritos que abrieron algunas actividades comerciales y producción de alimentos".

"Cualquier actividad que se abra masivamente implica el uso del transporte público y crece el riesgo de contagio", expresó la funcionaria, quien destacó la necesidad de "evitar que el virus circule en el conurbano".

Construcción privada

Kicillof se reunió el jueves pasado con Alberto Fernández para terminar de delinear la nueva fase de la cuarentena. El gobernador, en tanto, ayer estuvo con intendentes de la primera sección. Kicillof trasladó a la Casa Rosada el pedido de habilitar las actividades de construcción privada y de fábricas industriales en el Gran Buenos Aires, pero advirtió que no tiene como prioridad el permiso para salidas recreativas, que dejará en manos de los intendentes de los municipios donde no haya riesgo de contagio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.