La relación con Lockheed

(0)
11 de junio de 2007  

Este mes fue entregado el primer avión de entrenamiento avanzado Pampa, en su versión modificada, a la Fuerza Aérea. Pero más allá de la ceremonia, los funcionarios del Ministerio de Defensa no están conformes con la relación contractual que los une a la empresa norteamericana Lockheed Martin, radicada en Córdoba y a cargo de la construcción de esas aeronaves. "Vamos a renegociar el contrato", anunció el secretario de Planeamiento, Oscar Cuattromo.

"Queremos cambiar la mecánica de relación de trabajo con Lockheed. La empresa factura sobre una base de horas hombre y nosotros queremos pagar sobre el producto terminado", aseguró el funcionario, el tercero en jerarquía en el Ministerio de Defensa.

"Este contrato le cuesta al Estado unos 40 millones de dólares al año", agregó.

A mediados de 2004, el presidente Néstor Kirchner firmó un acuerdo con la empresa Lockheed para asegurar su permanencia hasta 2009. Por entonces la fábrica de aeronaves estaba paralizada por las huelgas de sus casi mil empleados y la falta de pago a la empresa de las deudas del Estado.

Así, el Gobierno armó un convenio para solventar la construcción de 12 aviones Pampa, valuados en unos nueve millones de dólares cada uno, además de asegurarle a la empresa trabajo mediante la reparación de aviones de transporte de la Fuerza Aérea. De esos aviones, seis podrían ser negociados a otros países.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.