La renuncia de Schiavi, lo más impactante de la semana