La Rioja: el PJ y Juntos por el Cambio aún no definieron candidatos

Fuente: Archivo
Ambos espacios están atrapados en una dura interna por la gobernación, que se define en octubre
Gustavo Ybarra
(0)
30 de julio de 2019  

A menos de tres meses de las elecciones, La Rioja hierve en medio de la incertidumbre sobre cuáles serán los principales candidatos a gobernar la provincia por los próximos cuatro años.

El peronismo enfrenta una feroz interna entre cuatro postulantes que se pelean por convertirse en el candidato de "consenso" a suceder al gobernador Sergio Casas, que impedido por la Corte Suprema de buscar su reelección irá al frente de la lista de diputados nacionales. Por el momento, la disputa se zanjaría en un congreso partidario que todavía no tiene fecha y que promete un debate caliente.

Por su parte, en Juntos por el Cambio el clima tampoco es el mejor. El senador radical Julio Martínez se considera el elegido por la Casa Rosada. Pero el intendente peronista de la capital provincial, Alberto Paredes Urquiza, se lanzó a la lucha por la gobernación con el respaldo de Miguel Pichetto, el compañero de fórmula de Mauricio Macri.

En este escenario no es de extrañar que La Rioja fuera la última provincia en fijar fecha para las elecciones provinciales. Recién el viernes pasado Casas firmó el decreto fijando la compulsa para el 27 de octubre, el mismo día que se celebrarán los comicios nacionales.

El calor de la interna peronista quedó reflejado hace unos diez días, cuando en un acto encabezado por Casas seguidores de dos de los precandidatos del PJ terminaron a los sillazos y con el gobernador pidiendo calma desde el escenario.

En la lucha están anotados la intendenta de Aimogasta, Florencia López, el exalcalde de la capital provincial Ricardo Quintela, la diputada provincial Teresita Madera y el ministro de la Producción, Fernando Rejal.

Sin embargo, detrás de estos nombres hay una pulseada por el poder entre los dos principales referentes del peronismo riojano. Uno es Casas, que en esta puja se juega la posibilidad de designar a su sucesor. El otro es el diputado nacional y exgobernador Luis Beder Herrera quien, frustrado en su posibilidad de ponerle el cuerpo a la disputa porque no le dan bien las encuestas, quiere hacer valer el peso que todavía tiene dentro de la estructura del PJ.

El enfrentamiento entre los dos caciques llegó al extremo de que protagonizaron un duro cruce verbal, cargado de reproches, en la cara de Alberto Fernández, cuando el precandidato presidencial del kirchnerismo visitó la provincia la semana pasada.

Beder le reprochó a Casas su favoritismo por López, la joven intendenta de Aimogasta y compañera de lista para el Senado de Carlos Menem en la elección de 2017. El gobernador, en tanto, le recriminó a su rival estar alentando la postulación del Gitano Quintela.

Más aún, molesto por la situación, el sector del PJ que responde a Beder convocó el miércoles último a una sesión de la Legislatura provincial para sancionar una ley de lemas, lo que le permitiría a todos los anotados competir por la gobernación. La sesión, al final, no se concretó por falta de quorum y la sangre no llegó al río.

Mientras tanto, Casas apuesta a salir fortalecido en las primarias del 11 de agosto, en las que competirá junto a la boleta presidencial del Frente de Todos, antes de convocar al congreso partidario que terminará por definir al postulante del PJ.

Disputa en Cambiemos

En Cambiemos el clima tampoco es de total armonía. Si bien Martínez, senador y exministro de Defensa de Macri, se muestra como el único candidato del oficialismo nacional, en las últimas semanas le surgió un competidor.

Se trata de Paredes Urquiza, quien viene jugando desde hace al menos tres años de aliado del gobierno nacional y cuya aspiración a la gobernación volvió a cobrar vida tras la elección de Pichetto como compañero de fórmula de Macri.

De hecho, el rionegrino le dio un espaldarazo importante en su última visita a la provincia. "Vengo a ratificar el apoyo para una figura joven que tiene un gran futuro en esta provincia", dijo Pichetto en su paso por La Rioja junto al ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Esto envalentonó a Paredes Urquiza, que viene reclamándole una interna al radical Martínez para definir el candidato de Juntos por el Cambio. Mashasha, como se lo conoce al senador, no quiere saber nada con competir.

Más aún, considera que la UCR ya cedió bastante al dejar que el joven Felipe Álvarez, de buenos vínculos con La Cámpora, fuera elegido por Frigerio para encabeza la lista de diputados.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.