La salida de Monzó debilita el "ala política" del oficialismo

En Cambiemos creen que se impuso el "ala dura"; diferencias con Marcos Peña
En Cambiemos creen que se impuso el "ala dura"; diferencias con Marcos Peña Fuente: Archivo - Crédito: Fernando Massobrio / LA NACION
Laura Serra
(0)
25 de abril de 2018  

La renuncia anticipada de Emilio Monzó , aunque recién se concrete a fines de 2019, significa un fuerte golpe sobre el "ala política" de la conducción de Cambiemos . Así lo admiten los socios de la alianza gobernante, la UCR y la Coalición Cívica, conscientes de que perderán a uno de sus lugartenientes más valiosos en la puja, cada vez menos soterrada, con la que llaman el "ala dura" de la Casa Rosada.

No fue casual, dicen los más suspicaces, que haya sido Marcos Peña , jefe de Gabinete, quien haya confirmado anteayer que el presidente de la Cámara de Diputados no renovaría su banca el año próximo. Peña y Monzó mantienen una relación cordial, aunque distante y repleta de desconfianzas mutuas. Peña junto a los funcionarios de origen empresario que desembarcaron en la Casa Rosada son vistos como la encarnación del ala dura de Pro dentro del Gobierno.

Al otro extremo de la Avenida de Mayo, en el Congreso, se aloja el ala política de Cambiemos, comandada por Monzó, Mario Negri , jefe del interbloque de diputados, y Elisa Carrió , líder de la Coalición Cívica.

"Es en el Congreso donde mejor está reflejado Cambiemos. Y eso es gracias a la tarea que hacen Negri, Carrió y Monzó, que supieron hacer un equipo muy aceitado para sacar adelante las leyes del Gobierno y frenar aquellas iniciativas que, a su juicio, implicaban un fuerte costo político para Macri", desliza un legislador.

La salida de Monzó no solo afecta al comando político de Cambiemos; también quedan descolocados dos de sus más fieles espadas en la Cámara baja, Nicolás Massot -jefe de bloque de Pro- y Silvia Lospennato -secretaria parlamentaria de la bancada-. Ambos responden a Monzó sin cortapisas. "El equipo formado por Monzó, Negri, Carrió, Massot y Lospennato probó ser muy eficiente; cada uno cumple un rol determinado y fue así como se aprobaron casi todas las leyes del Gobierno", exaltan cerca de Monzó.

En el radicalismo y en la Coalición Cívica conocían desde hace algunas semanas la decisión de Monzó de no renovar su banca en 2019. Alegó que está "cansado" y que busca otro rumbo en la política, aunque siempre dentro de Cambiemos. "De ninguna manera va a volver al peronismo y menos de la mano de Luis Barrionuevo", enfatizaron en su entorno más cercano. Barrionuevo, interventor del PJ, invitó a Monzó a retornar a las lides del peronismo, donde se formó como dirigente político.

"Emilio se mantendrá en Cambiemos, pero desde otro lugar, no como diputado nacional", explican en su entorno. Ese lugar sería, según los trascendidos, la embajada argentina en España. Se lo habría ofrecido el propio presidente Macri cuando Monzó le confesó que no renovaría su banca. "Ramón Puerta (el actual embajador) ha dicho que quiere volver en 2019 al país", indican las fuentes.

¿Qué originó esta decisión de Monzó? "No tiene motivación para seguir como diputado", explican cerca suyo. Su verdadera pasión es el armado político, la planificación estratégica en una campaña electoral. De hecho fue el jefe de campaña de Mauricio Macri en su carrera hacia la presidencia.

"Fue desplazado por Peña y (Jaime) Durán Barba en lo nacional, y María Eugenia Vidal no lo quiere en la provincia. De hecho, Monzó evitó hacer recorridos por el interior bonaerense (él es oriundo de la ciudad de Carlos Tejedor, donde fue intendente) para no malquistar a la gobernadora", indican las fuentes. Y agregan: "Está cansado de estar marginado de la toma de decisiones. Esa es la razón de fondo de su partida. Se lo comentó a Macri y él fue quien le propuso la embajada en España".

  • Emilio Monzó, titular de la Cámara Baja: Anunció que dejará la presidencia de la Cámara de Diputados en 2019. Su futuro estaría en la embajada de España

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.