Santa Fe: radicales y socialistas, tironeados por la alianza con Pro

"La conformación de un frente político es una oportunidad para generar una opción sólida no solo para poner límites al kirchnerismo sino como una opción de gobierno viable, con coincidencias profundas", dijo Federico Angelini, diputado nacional y vicepresidente de Pro
"La conformación de un frente político es una oportunidad para generar una opción sólida no solo para poner límites al kirchnerismo sino como una opción de gobierno viable, con coincidencias profundas", dijo Federico Angelini, diputado nacional y vicepresidente de Pro Fuente: LA NACION - Crédito: Leo Vaca
coalición. En medio de resistencias, la estrategia apunta a las elecciones de este año y a la disputa por la gobernación, en 2023
Germán de los Santos
(0)
13 de enero de 2021  

ROSARIO.- Enero se recargó de un voltaje político más alto de lo acostumbrado en Santa Fe. Aún reina cierta incertidumbre sobre cómo y cuándo serán los comicios de este año, pero el radicalismo provincial comenzó a mover las fichas para reacomodar el tablero con vistas a armar un frente opositor más amplio que Juntos por el Cambio, incorporando al socialismo.

En Santa Fe, la UCRestá dividida en dos espacios. Por un lado, un sector está alineado con el Frente Progresista, una coalición que comparte con el socialismo y tiene una historia de más de 15 años, tras gobernar tres períodos, siempre con mandatarios del Partido Socialista. La otra rama de la UCR está dentro de Juntos por el Cambio.

Ahora, desde ambos sectores del partido plantean que es necesario forjar una coalición que sea más amplia que el Frente Progresista y que Juntos por el Cambio, con la mira en las elecciones legislativas de este año, pero el ojo puesto en 2023 para enfrentar gobierno peronista.

Horacio Rodríguez Larreta, Mauricio Macri y Alfredo Cornejo, presidente de la UCR, están al tanto de estos reacomodamientos, según fuentes de ambos sectores, y cada uno busca que se pueda acordar un frente en Santa Fe para disputarle el poder al kirchnerismo, en una provincia que estuvo gobernada durante 12 años por el socialismo y ahora por el peronista Omar Perotti.

La conformación de un frente político es una oportunidad para generar una opción sólida no solo para poner límites al kirchnerismo sino como una opción de gobierno viable, con coincidencias profundas
Federico Angelini, diputado nacional y vicepresidente de Pro

"El partido a nivel nacional está entusiasmado y respalda esta estrategia de formar un frente amplio", reveló el diputado Julián Galdeano, uno de los principales referentes de la UCR en Juntos por el Cambio.

El consenso no es lineal en el socialismo: aunque con resistencias, el sector liderado por el exgobernador Miguel Lifschitz es más permeable a tejer una alianza; mientras que otro grupo, identificado con Eduardo Di Pollina y el exgobernador Antonio Bonfatti, es más refractario. Los radicales ven a estos últimos más cerca del kirchnerismo.

"Nosotros aspiramos a poder superar la grieta más que profundizarla", sostuvo a LA NACION Joaquín Blanco, presidente del bloque socialista en la Cámara de Diputados. En el socialismo observan que esta iniciativa está más vinculada a un posible posicionamiento de sectores del radicalismo. "El Frente Progresista gobierna las dos ciudades más importantes de la provincia y tiene mayoría en Diputados. No se puede decir que la coalición está debilitada", señalaron.

Federico Angelini, diputado nacional y vicepresidente de Pro, afirmó que "la conformación de un frente político es una oportunidad para generar una opción sólida no solo para poner límites al kirchnerismo sino como una opción de gobierno viable, con coincidencias profundas". En diálogo con LA NACION, aseguró: "Si el socialismo no ve esta realidad es porque hace una mala lectura del escenario político".

Distinta es la postura del intendente de Rosario, Pablo Javkin, que debe gestionar una ciudad compleja con una administración provincial y nacional en manos del peronismo. Javkin considera que en el medio de la crisis que provoca la pandemia "no es momento de definiciones electorales, tan alejadas de los problemas cotidianos de la población".

Uno de los que está imbuido en la estrategia de unir a los radicales es el exministro de Seguridad Maximiliano Pullaro, que cree que es el momento apropiado para conformar un frente más amplio, con el objetivo de "poner límites" al kirchnerismo. "Hay que buscar coincidencias y definir un programa", consideró el legislador.

Galdeano opinó que "el electorado del Frente Progresista y de Juntos por el Cambio es el mismo, por lo que si estos espacios políticos están atomizados el que gana es el peronismo. Eso quedó demostrado en la elección anterior".

En 2019, Perotti ganó la gobernación con el 42,3%, sobre el socialista Antonio Bonfatti, que obtuvo el 37% y el exintendente radical de Santa Fe, José Corral, de Juntos por el Cambio, que sumó 19%.

"Bienvenidos los radicales que antes no habían tenido una visión de que con el kirchnerismo estaban en peligro las instituciones de la república", ironizó Corral, quien se mostró escéptico de que el socialismo se sume a la coalición.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.