La UCR ganó una banca