La UCR y ARI no avalan la idea del PJ de suspender a Fayt

Definen el futuro del juez de la Corte
(0)
29 de mayo de 2003  

La intención del peronismo de suspender provisionalmente al juez de la Corte Carlos Fayt, en el contexto de un pedido de juicio político desde la Cámara de Diputados, no cosecha muchas adhesiones en la oposición.

Legisladores de la UCR y de ARI advirtieron ayer que la facultad de suspender a un juez no corresponde a la cámara acusadora (Diputados), sino al Senado, que se convierte en tribunal durante un proceso de enjuiciamiento político. "No apoyaremos esta idea del oficialismo", coincidieron los diputados Horacio Pernasetti y Elisa Carrió, jefes de los bloques de la UCR y de ARI, respectivamente.

Esta negativa, empero, no implica que estos sectores no apoyarán una eventual acusación contra Fayt por mal desempeño en sus funciones. El dictamen de la Comisión de Juicio Político está en plena elaboración y tanto la UCR como ARI adelantaron su intención de estudiarlo. Dicen que no están dispuestos a convalidar de cualquier forma el alejamiento de Fayt.

El oficialismo sabía que su idea de propiciar la inmediata suspensión del juez junto con su acusación en la Cámara baja despertaría polémica. Son conscientes de que se trata de una jugada audaz, pero insisten en que es la única que garantizaría que en el corto plazo -no más de 30 días- se produzca la segunda baja en el tribunal (la primera fue la de Gustavo Bossert).

Voces en favor

Una de las pocas voces que apoya esa jugada proviene del Frepaso. "Sería conveniente avanzar con la suspensión preventiva de Fayt; no es una condena, sino una medida precautoria", dijo Nilda Garré.

No es un secreto que el gobierno de Néstor Kirchner pretende cuanto antes oxigenar la Corte y neutralizar la llamada "mayoría automática" de sus miembros, a los que considera afines al menemismo. La decisión de acelerar el enjuiciamiento a Fayt es un síntoma claro de esa decisión; si bien el juez no integra esa mayoría cuestionada, el Gobierno imagina que su eventual destitución del cuerpo originaría un efecto dominó entre sus pares, que buscarían su retiro.

Fayt enfrenta tres pedidos de juicio político en Diputados por no haberse excusado en la llamada causa Smith (en la que la Corte declaró inconstitucional el corralito) a pesar de poseer un plazo fijo de 200.000 dólares, y por fallar a su favor en la recusación en su contra presentada por el Banco Nación.

El ministro de la Corte ya envió el descargo respectivo a la Comisión de Juicio Político, que hoy lo analizará junto con las acusaciones presentadas. En sintonía con ello, dijo que dará pelea en la Cámara baja (de lo que se informa por separado). Hoy será la primera reunión de la comisión después de las elecciones, y Ricardo Falú (PJ) será su nuevo presidente (en reemplazo de Sergio Acevedo, designado en la SIDE).

En la reunión, el PJ escuchará los primeros reparos de la oposición respecto de una suspensión provisional de Fayt. "Diputados no puede resolver esta cuestión. El tribunal es el Senado", dirá Juan Minguez (UCR). Carrió también fue tajante: "No nos ensuciaremos para limpiar la Corte. Apoyaremos el juicio político a sus miembros, pero no de cualquier forma".

No son éstas las únicas objeciones que plantea la oposición. La UCR comienza a preocuparse por cómo el Gobierno planearía los eventuales reemplazos en la Corte, si se producen las vacantes que imagina. Teme que Kirchner siga el camino de Carlos Menem, que articuló una Corte con una mayoría de jueces afines.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.