La UCR y ARI prometen ayudar si cumplen las promesas electorales

Hablaron de una "oposición constructiva"; críticas a Menem Rozas calificó la actitud del ex presidente como "un gesto alejado de la civilización política" Carrió pidió "no utilizar políticamente" los hechos Alfonsín, por una "nueva etapa"
Jaime Rosemberg
(0)
15 de mayo de 2003  

La renuncia de Carlos Menem a su candidatura presidencial y la confirmación de Néstor Kirchner como presidente electo despertaron similares reacciones en el radicalismo y en ARI.

Durante las últimas horas, distintos representantes de ambos partidos coincidieron en criticar al ex mandatario por su declinación, y aclararon que apoyarán a Néstor Kirchner en sus primeros pasos como primer mandatario, aunque condicionaron la ayuda a las medidas concretas que adopte su gobierno.

El gobernador de Chaco y presidente del Comité Nacional de la UCR, Angel Rozas, había anticipado a LA NACION cuál sería la postura oficial del partido. "Seremos opositores serios y constructivos", dijo el mandatario chaqueño, y agregó que "no habrá ministros radicales en el gabinete de Kirchner. Si lo hacen, se les pedirá que se alejen del partido".

En términos similares se expresó ayer el gobernador rionegrino, Pablo Verani. "La dirigencia argentina debe buscar puntos de acuerdo básicos, encontrar madurez política para lograr gobernabilidad", sostuvo Verani, quien coincidió en dar apoyo a Kirchner, siempre y cuando sus medidas se asemejen a las que esbozó durante la campaña electoral. "Para saber si alguien tiene una renguera hay que verlo caminar", graficó el mandatario, para quien "hay que ayudar" al santacruceño en su primera etapa de gobierno. "Hemos decidido apoyar un verdadero proyecto de integración", respaldó el gobernador correntino, Ricardo Colombi.

Desde el Congreso también habrá colaboración. "La gran responsabilidad es gestar un gobierno de salvación nacional, lo que no significa que nos convirtamos en oficialistas", explicó el diputado Leopoldo Moreau, ex candidato a presidente por la UCR en las elecciones del 27 de abril último. El bloque de diputados que conduce el catamarqueño Horacio Pernasetti ratificó que harán "oposición constructiva" ante el nuevo gobierno.

Quien prefirió la mesura fue el ex presidente Raúl Alfonsín. "La impecable legitimidad del proceso electoral y la certeza -compartida por toda la sociedad- del apoyo mayoritario a las propuestas sustanciales del presidente electo invitan a dar por cerrado el debate electoral, e iniciar, juntos los argentinos, la nueva etapa que se abre a la democracia en nuestra patria", remarcó Alfonsín en un comunicado en el que evitó pronunciarse directamente sobre la renuncia de Menem, y hacer referencias directas a Kirchner.

Donde no hubo dudas fue en la condena a Menem. "Fue una afrenta a los argentinos. Nos daña ante el mundo y burla la voluntad popular", fustigó Moreau. " Es un gesto alejado de la civilización política", coincidió Rozas.

La diputada y líder de ARI, Elisa Carrió, llevó la voz cantante de su partido frente a la renuncia de Menem. Pero sus palabras fueron escasas. "Frente a la brutalidad de los acontecimientos políticos las palabras sobran", dijo la chaqueña, y apeló "a no utilizar políticamente" los hechos.

Avance cultural

De todos modos, la líder de ARI, que durante la campaña tildó de "mafioso" a Menem y llamó a votar contra él en el frustrado ballottage, estimó que "lo que ocurrió puede ser visto como un avance cultural enorme que trae dificultades políticas" al país.

Horas antes de la declinación de Menem, otro de los referentes de ARI, el también legislador Rafael Romá, sentó posición sobre la renuncia de Menem. "Es una actitud total y absolutamente reprobable", dijo a LA NACION el ex vicegobernador bonaerense.

"Desde el punto de vista político es imperdonable. De todos modos, la sociedad sabrá juzgarla", agregó Romá, quien también condicionó el apoyo parlamentario del bloque a medidas de corte "progresista".

"Que Menem haya salido corriendo no nos convierte en responsables de transformarnos en oficialistas", sostuvo Romá, quien también negó contactos con hombres de Kirchner durante las últimas jornadas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.