La UCR y el Frepaso, del rechazo a la simpatía

Buscan tratar el presupuesto 2001
Mariano Obarrio
(0)
26 de octubre de 2000  

Las conjeturas sobre el posible ingreso de Domingo Cavallo en el gabinete del presidente De la Rúa causan incertidumbre alrededor del jefe de la UCR, Raúl Alfonsín; un clima hostil en la mayoría del radicalismo, y cierta simpatía en la cúpula del Frepaso.

Carlos Alvarez entiende que Cavallo puede resultar el hombre de emergencia para una posible crisis, según confiaron ayer algunos allegados.

La sorpresiva reunión de Alfonsín y Cavallo provocó perplejidad en su grupo más cercano. El alfonsinismo sostuvo que Cavallo solicitó la reunión para expresar su respaldo al ministro José Luis Machinea, en lo que coincidió con Alfonsín.

Los cavallistas aseguraron que el diputado y líder del partido Acción por la República (AR) "le explicó a Alfonsín la importancia de mantener la convertibilidad".

Todos, por ahora, desestiman el ingreso en el gabinete gubernamental del ex ministro de Economía de la gestión de Carlos Menem. Pero con más énfasis lo hicieron los alfonsinistas. Para Alfonsín, Cavallo es un adversario político e ideológico. Sin embargo, un economista alfonsinista señaló a La Nación que el jefe de la UCR le reconoce a Cavallo la condición de interlocutor de la Casa Rosada en el diálogo con los bloques parlamentarios para sancionar leyes, como la del presupuesto. "Una cosa son las políticas de Estado. Otra, que se sume al Gobierno", dijo ese informante.

Hipótesis de conflicto

Otra fuente muy cercana a Alfonsín conjeturó que la consecuencia política del ingreso de Cavallo en el gabinete delarruista supondría "el estallido de la Alianza". Alfonsín alienta, además, el crecimiento de la figura del jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, como superministro .

En la UCR creen que el promotor de Cavallo en el delarruismo es Fernando de Santibañes. El ex jefe de la SIDE simpatiza con quienes gozan de prestigio en los sectores financieros internacionales, como el ex ministro.

En el Congreso, ayer, el justicialismo alentó el rumor de la inminencia del desembarco de Cavallo en el gabinete, en reemplazo de Machinea. Cavallo y Machinea se reunieron el lunes último y el ex ministro le manifestó su respaldo al actual.

El caldo de cultivo para intensificar esas versiones, que causaron reuniones entre peronistas, fue el panorama de nerviosismo que se registró ayer en los mercados locales por la caída de la Bolsa, los bonos, el aumento de las tasas y la suba del riesgo país.

Como muestra de respaldo, los diputados de AR harán hoy una conferencia de prensa en apoyo del proyecto de ley de presupuesto 2001; algo similar hará el PJ, aunque lo condicionará a algunas reformas.

Por su parte, en el radicalismo es generalizada la preocupación por la exhibición de Cavallo en reuniones en las que el Gobierno busca transmitir confianza al exterior.

Es muy posible que ese creciente malestar se manifieste en la reunión plenaria del comité nacional de la UCR, que se realizará pasado mañana, a las 16, con la asistencia de todos los delegados radicales del país.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.