La vigencia de los topes, confirmada