Lamberto: en el presupuesto "se tratará de atender lo más urgente"

El secretario de Hacienda señaló que el presupuesto sería enviado al Congreso la semana próxima
(0)
30 de enero de 2002  • 18:01

El secretario de Hacienda, Oscar Lamberto, señaló hoy que el Gobierno girará el proyecto de Presupuesto 2002 al Congreso en el inicio de la próxima semana.

"El presupuesto será girado al Congreso Nacional entre el lunes y el martes próximos y en el mismo habrá prioridades, porque no se pueden atender a todos los reclamos sectoriales", indicó Lamberto.

El funcionario admitió que, por más buena voluntad que tenga el Gobierno, "es imposible atender los reclamos en esta situación y por eso se deben hacer prioridades".

En ese sentido, comentó que "existen casi 5000 millones de deuda correspondiente al 2001, con una recaudación en caída, sin crédito", por lo cual dijo que se tratará "de atender lo más elemental y urgente con los pocos recursos que se tienen".

Señaló que el Ejecutivo "cuidará los pesos que ingresan y los distribuirá con el mayor criterio de equidad posible" aunque reconoció que "esto sin duda deja afuera los reclamos de muchísima gente".

Lamberto sostuvo que existen "verdaderas dificultades" para medir cuál va a ser la actividad económica de este año, la caída del producto, el nivel de precios y la relación de exportaciones e importaciones.

"Por eso remitimos un presupuesto que será monitoreado todo el tiempo", anticipó Lamberto.

De acuerdo con lo conocido hasta el momento, el presupuesto 2002 presentará una hipótesis de caída del PBI del 5 por ciento y una pauta de inflación anual del 15 por ciento.

En otro aspecto, Lamberto defendió el proyecto de ley de Quiebras que se debate en diputados, que establece la capitalización obligatoria de deudas de empresas con los bancos.

"La ley de quiebras se originó hace bastante tiempo porque se preveía una profundización de la crisis y ahora los sectores productivos tienen una herramienta para negociar en igualdad de condiciones con los bancos, arbitrando una negociación en el que se pueda repactar cuotas, garantías y salvar a las empresas, ese es el objetivo fundamental", indicó.

Fuente: DyN

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?