Lammens se suma a la campaña para que Lavagna sea candidato

El titular de San Lorenzo se reunió con Lifschitz y el exministro; impulsa una "tercera vía"
El titular de San Lorenzo se reunió con Lifschitz y el exministro; impulsa una "tercera vía"
Lucrecia Bullrich
(0)
16 de febrero de 2019  

Todavía sorprendido por la "repercusión" que tuvo la cena que el miércoles pasado reunió en su casa a Roberto Lavagna y Miguel Lifschitz, Matías Lammens está cada día más convencido de que el exministro de Economía es el "candidato ideal" para disputar la presidencia en octubre. Y se imagina, claro, como postulante a la Jefatura de Gobierno porteño en una boleta que tenga la foto de Lavagna en el primer tramo.

Habla de "tercera vía", de "alternativa que rompa la polarización", de armar una oferta capaz de ganarles a Cristina Kirchner y a Mauricio Macri en la Nación y a Horacio Rodríguez Larreta en la ciudad.

El presidente de San Lorenzo sabe que el camino hacia esa "boleta de ensueño" no es fácil. Pero, para que cristalice, piensa seguir trabajando en dos sentidos: en su campaña porteña, por un lado, y para el armado de un espacio nacional "robusto y plural", por el otro. Lammens es de los que creen que Lavagna quiere ser candidato, pero que solo dará el paso si cobra fuerza una suerte de "operativo clamor" del resto de los sectores que pugnan por disputarles el poder al macrismo y al kirchnerismo.

En ese sentido, ve a Lavagna con ganas de competir y de incluso moverse para que el escenario, como lo imagina y con las condiciones que impone -como saltear una interna con Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y Miguel Pichetto-, sea posible. En el "movimiento" anota el rosario de reuniones y fotos políticas que el exministro acumuló durante el verano.

En el cónclave del miércoles, los temas económicos dominaron la conversación. Lavagna se mostró preocupado por la crisis en general y por la situación de la industria y las pymes, en particular. También se habló de la deuda como "principal herencia" del gobierno de Macri y de que la renegociación con el FMI será ineludible, pase lo que pase en octubre. Esa perspectiva refuerza la idea de que Lavagna es el mejor candidato. Por experiencia y por peso específico de su figura, coinciden los convidados del miércoles.

"Seguir armando para que Roberto se anime", sintetizan en el entorno de Lammens. Y seguir trabajando "en silencio" para hacer pie en la ciudad. El objetivo es ocupar el espacio que, creen alrededor del jefe del azulgrana, existe también en territorio porteño por el "derrame" de la polarización nacional. "La ciudad es el escenario ideal para fortalecer la tercera vía: hay porteños que no votarían nunca a Cristina y muchos que, decepcionados con Macri, no volverían a votar a Larreta", entienden. ¿Y Marco Lavagna? El hijo de Roberto también participó de la cena del miércoles. Como Lammens, el diputado del Frente Renovador ya blanqueó que quiere competir para destronar a Pro en la ciudad. La superposición no es preocupante, aseguran cerca de Lammens. Tampoco Lavagna cree que la aspiración común sea un problema. "Ahora hay que concentrar esfuerzos en armar. El resto se verá con el tiempo", dicen en una y otra orilla.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.