Larreta confía en hacer "la mejor elección de la historia" de la ciudad

Santilli y Larreta, ayer, junto a militantes en Barrancas de Belgrano
Santilli y Larreta, ayer, junto a militantes en Barrancas de Belgrano Crédito: Juntos por el Cambio
El jefe de gobierno porteño encabezó una recorrida por los barrios y cerró su campaña en Barrancas de Belgrano, junto a Martín Lousteau, Diego Santilli y Maximiliano Ferraro
Jaime Rosemberg
(0)
25 de octubre de 2019  

No dijo nada durante la campaña, y tampoco ayer, en las seis cuadras que caminó, de la mano de su esposa, Bárbara Diez, entre bromas y junto a los candidatos, desde la esquina de Cabildo y Juramento hasta el lugar del acto.

"¿Un pálpito? Racing puede salir campeón, tiene chances", respondió con una sonrisa Horacio Rodríguez Larreta a LA NACION, entre apretujones, decenas de saludos de vecinos y un aislado "ya te vas pelado, aguante Lammens", dedicado al pasar por un joven de pelo enrulado.

Pero al llegar a las Barrancas de Belgrano el jefe de gobierno porteño dejó clara su convicción: ganará en primera vuelta el domingo y obtendrá la reelección sin necesidad de un ballottage. "Tenemos cuatro años más, estamos convencidos de eso, ¿no?", preguntó Larreta, micrófono en mano, a la multitud de militantes que se mezclaba con los postulantes porteños.

"Vamos a hacer la mejor elección de la historia, porque hicimos la mejor campaña de la historia", sentencia el jefe de gobierno, en una clara alusión al desenlace porteño: nunca, desde que Buenos Aires es autónoma, un jefe de gobierno fue elegido sin necesidad de ballottage. Ni siquiera Mauricio Macri, que dos veces debió esperar a la segunda vuelta para vencer al kirchnerista Daniel Filmus.

"Muchos de ustedes van a estar tempranito el domingo fiscalizando (...) los votos hay que contarlos", agregó Larreta, que en las últimas semanas coordinó con los responsables de campaña un refuerzo en la cantidad y calidad de fiscales, sobre todo en las zonas del sur, algunas de las cuales dieron a Lammens como vencedor en las PASO.

Fuera de micrófono, y cerca de Larreta, las opiniones sobre un triunfo en primera vuelta están divididas, sobre todo porque hay una diferencia "muy fina" entre los 50 puntos necesarios y los 48,5 a 48,8 que marcan las encuestas que maneja el oficialismo. "Llegamos a 50, arañando, pero llegamos", afirmó un referente, mientras otro dirigente se preocupaba "porque si vamos a ballottage, [Alberto] Fernández gana y la economía se complica, nos puede afectar".

Antes que Larreta hablaron Maximiliano Ferraro, dirigente de la CC-ARI, y Diego Santilli, candidato a su reelección como vicejefe. "Nos duelen las rodillas de tanto caminar la ciudad, pero vale la pena. Soñemos con hacer la mejor elección de la historia", dijo, en una frase que más tarde retomaría Larreta. A su lado estaba Martín Lousteau, quien no habló, pero también recibió aplausos y pedidos de selfies de jóvenes del oficialismo y curiosos.

"A partir del lunes, a seguir recorriendo la ciudad", dijo Larreta, que hoy, después de trotar y antes de la veda, atenderá a una radio como última actividad proselitista.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.