Las consultoras eluden declarar para quiénes hacen sus sondeos

La mayoría dice que los hace por cuenta propia; así indica el registro de encuestas, creado por ley
(0)
23 de junio de 2014  

El registro de encuestas, implementado por la reforma electoral de 2009, está lejos de ser la herramienta imaginada durante su creación. Para evitar la manipulación política, la ley prohibió la publicación de sondeos ocho días antes de los comicios y estipuló que, un mes antes de la votación, las consultoras debían declarar el cliente de cada estudio que realizaban así como el monto facturado. Es decir, debían blanquear si la encuesta había sido encargada por alguno de los candidatos.

Pero un rápido análisis de la información disponible en la Cámara Nacional Electoral (CNE) indica que el registro de encuestas cumplió su objetivo de manera muy acotada.

De los 51 sondeos declarados antes de las elecciones del año pasado, 31 (más del 60 por ciento) no fueron realizados para ningún partido, sino por cuenta y cargo de las propias consultoras, según lo consignado ante la Justicia.

Por los restantes veinte, declararon ingresos por $ 2.407.187.

Para colmo, esa información no figura en el sitio de la CNE, tal como está previsto en la ley, sino que es parte de un anexo que, si bien es de acceso público, el tribunal decidió no publicar.

La explicación radica en un defecto de la propia norma: en su articulado no contempla una herramienta sancionatoria a las consultoras que violen la ley. Por eso, y ante la presión de las empresas, que amenazaron con rebelarse, los jueces optaron por una salida negociada: en una acordada de 2010, definieron que se publicarían las fichas técnicas de los sondeos, pero no los datos sobre clientes y facturación.

Los encuestadores consultados por LA NACION aseguraron que no hay nada extraño en que no se haya declarado a candidatos como clientes. "Las consultoras no viven de vender encuestas. Nosotros hacemos estudios todos los meses y tenemos ingresos por charlas que damos en distintas empresas", explicaron en una de las consultoras más importantes. Enrique Zuleta Puceiro, titular de OPSM, detalló que su empresa realiza monitoreos periódicos y que tiene un servicio de suscripción, por lo que cada encuesta tiene varios clientes a la vez. "Las encuestas son nuestras, no las hacemos por encargo de nadie", dijo.

En los comicios de 2013, treinta consultoras se anotaron en el registro, pero sólo diez informaron de sus estudios de opinión: Carlos Fara, Julio Aurelio, MyF Comunicación y Opinión Pública, Ipsos, Ricardo Rouvier, Hugo Haime, Poliarquía, CEOP, Zeta Consultores y Radio Bahía Blanca.

De ellas, las únicas que declararon a partidos como clientes fueron Ipsos, Hugo Haime y CEOP, de Roberto Bacman.

Esta última consultora consignó diez encuestas, todas hechas para el Frente para la Victoria, en distintas provincias, por un total de 1.299.079 pesos. De las seis declaradas por Haime, cuatro las hizo para Sergio Massa, por 496.100 pesos; una para el kirchnerismo de Tucumán, por 35.000 pesos, y la restante por cuenta propia. Ipsos, en tanto, hizo una para el kirchnerismo, por 150.000 pesos, y otra para Elisa Carrió, por 181.630 pesos.

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.