Las dudas que se mantienen

La aparición del cuerpo, aún no identificado, abre una serie de cuestionamientos sobre la causa
(0)
19 de octubre de 2017  

Fuente: Archivo

Un lugar transitado

El hallazgo de un cuerpo avivó la proliferación de hipótesis, fomentadas desde los distintos actores de la causa y relacionadas con justificar qué pasó con el joven tatuador. El cadáver fue hallado en el punto que los investigadores bautizaron "zona cero", por ser el lugar donde Maldonado fue visto por última vez, en el marco del enfrentamiento de la comunidad mapuche con la Gendarmería. Cerca de allí, con seguridad, pasaron decenas de prefectos buscando evidencias, perros olfateando rastros y los propios miembros de la comunidad mapuche, que tienen el río como un elemento central de su vida diaria.

Cuatro rastrillajes en la zona

La familia Maldonado no dudó ayer en señalar como altamente probable que el cuerpo haya sido "plantado", aunque evitó apuntar a responsables directos. "Es el cuarto rastrillaje y no tenemos explicaciones de por qué no se encontró en los tres operativos anteriores. Es absurdo y ridículo el lugar del hallazgo", dijo ayer la abogada de los familiares del joven, Verónica Heredia. Y agregó: "Creo que lo plantaron, antes no estaba".

La versión mapuche

La werken (vocera) del Pu Lof de Cushamen, Soraya Maicoño, apoyó esa versión, al asegurar que "hace dos, tres días, no estaba ahí, decididamente". Agregó que "se hubiera visto porque es un lugar bastante transitado, porque se va a buscar agua continuamente".

Desconfianza del Gobierno

En el Gobierno también miran este aspecto con desconfianza, aunque desde otra óptica. "Es muy raro porque es un lugar muy transitado por los mapuches", dijo a LA NACION una fuente oficial al tanto del caso. En la Casa Rosada, otro vocero agregó: "Encontrarlo fue lo más importante porque finalmente sabremos qué pasó".

Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Gendarmería apuntó a los mapuches

La Gendarmería ayer apuntaba directamente hacia la comunidad mapuche. "En agosto, los mapuches no dejaron seguir a los perros que seguían el rastro de Maldonado vivo. Podría haber estado con vida en el Pu Lof", deslizaron en la fuerza.

Problemas con los rastrillajes previos

Según pudo conocer LA NACION de altas fuentes judiciales, el juez de la causa, Gustavo Lleral, no descarta la posibilidad de que se haya pasado por alto ese cuerpo en los rastrillajes anteriores. Lo dice sobre la base de dos cuestiones. Por un lado, conoce que los operativos ordenados por Otranto fueron fuertemente resistidos por la comunidad mapuche y se realizaron en un clima de hostilidad e interferencias. Por el otro, el prefecto principal Leandro Antonio Ruata le dijo al magistrado en su declaración testimonial que "debería repasarse el río algunas veces más porque tiene muchas zonas irregulares y ramas".

Dudas sobre el tiempo bajo el agua

De todas formas, el juez Lleral no descarta la posibilidad de que el cuerpo encontrado en el río haya sido colocado allí adrede. Y pone todas sus expectativas en lo que pueda surgir de la autopsia, que podría rápidamente determinar si se trata, o no, de restos que estuvieron sumergidos. Según expertos consultados por LA NACION, a priori el cadáver hallado no mostraría los signos correspondientes a haber estado sumergido más de dos meses y medio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.