Las organizaciones sociales reclaman medidas urgentes para frenar las protestas