Las protestas contra las papeleras llegaron al centro porteño