Las pujas con Gran Bretaña y EE.UU. marcan la agenda de Cristina en Panamá

Llega esta noche para estar en la Cumbre de las Américas; Timerman, contra las injerencias
Mariana Verón
(0)
10 de abril de 2015  

PANAMÁ.- Con una tirante relación con los Estados Unidos y en medio de la creciente tensión con el Reino Unido, la presidenta Cristina Kirchner llegará hoy a esta ciudad al filo de la madrugada para participar recién mañana de la VII Cumbre de las Américas, en una suerte de despedida de los grandes encuentros de mandatarios.

Sin reuniones bilaterales aún cerradas, aprovechará su estadía de sólo unas horas para reinstalar el debate por la soberanía de las islas Malvinas después de que ayer se elevara el voltaje político con Gran Bretaña, y podría tener un cara a cara, de manera casual, con el presidente Barack Obama tras el duro diagnóstico sobre la salud de la economía argentina que hizo la administración norteamericana.

El canciller Héctor Timerman volvió a condenar ayer la "injerencia de países extranjeros en los asuntos internos" tras las declaraciones de Roberta Jacobson, principal representante de Obama para la región, quien había dicho que la economía argentina estaba "en muy mala forma". Con tono irónico, mostró su sorpresa porque no había ningún alto funcionario de los Estados Unidos en la reunión de cancilleres de la que participó ayer y relató que la delegación argentina esperará hasta hoy para "tener un panorama más claro" sobre lo que piensa la Casa Blanca.

"No hablé con la Presidenta sobre ese tema", respondió cuando LA NACIÓN le consultó si Cristina Kirchner tenía previsto plantearle a Obama sus quejas. "La Argentina es un país que dialoga con todo el mundo y tiene una política exterior independiente y trabaja para conseguir que el pueblo viva cada vez mejor y en armonía con todos los países del mundo sin aceptar liderazgos que no fueron elegidos por el pueblo argentino", remarcó. El canciller dejó así abierta la puerta a algún tipo de contacto, aunque cada vez que pudo esquivó definir si la Presidenta mantendrá aquí algún tipo de reunión con otros mandatarios.

"No hay ningún alto funcionario de los Estados Unidos por ahora en la cumbre. Vamos a ver quién viene mañana [por hoy] para tener más claro el panorama. Hoy había un representante, pero simplemente leyó unas pocas palabras de agradecimiento a Panamá por la cumbre", relató. Timerman participó de la reunión preparatoria de la cumbre con sus pares de los 35 países que integran este foro, que quedó monopolizado por el debate por las sanciones que Estados Unidos decretó contra Venezuela y la histórica presencia de Cuba.

Con una escasa participación, a Cristina Kirchner le quedará insertar el reclamo por la soberanía de las islas Malvinas en el debate de mandatarios de mañana. Ayer, como se preveía, fracasó la redacción de un documento final por la falta de acuerdo en temas como educación, salud y medio ambiente y por la intención del gobierno de Nicolás Maduro de encabezar el texto con el pedido a Obama para que derogue el decreto que consideró a Venezuela una "amenaza".

En medio de la creciente tensión con Gran Bretaña, Cristina tendrá aquí una vidriera internacional para sostener la denuncia que presentó el Gobierno ayer contra las cinco empresas que realizan exploraciones petroleras en Malvinas.

"La Presidenta va a llevar el tema al debate", anticipó Timerman en un contacto con los medios. Dispuesto a hablar, se rió cuando un micrófono le golpeó la cara (sin intención, claro) en el mismo momento en el que pasaba por al lado su par venezolana, Delcy Rodríguez, a los gritos y perseguida por los medios de su país, lo que lo obligó a interrumpir sus palabras. Fue ella, de hecho, quien planteó en el encuentro de ministros el pedido para que todo el continente condene la militarización del Atlántico Sur, que Cristina traerá al plenario.

"Vamos a llevar la denuncia a todo el andarivel de la Justicia y esperamos que se condene a quienes usurpan y roban la riqueza de la Argentina", planteó Timerman sobre la denuncia contra las petroleras que había presentado horas antes el Gobierno. No en vano Cristina llegará con una delegación integrada por Daniel Filmus, secretario de Asuntos Relativos a las Islas Malvinas, además del senador Ruperto Godoy y el diputado Guillermo Carmona, presidentes de las comisiones de Relaciones Exteriores de ambas cámaras legislativas. El otro participante será el secretario legal y técnico, Carlos Zannini. Se hospedarán en el Intercontinental Miramar, en la zona financiera frente al Pacífico, uno de los tantos hoteles de esta ciudad cargada de shoppings, casinos y bancos.

Mensaje de la SIP a los presidentes

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) les remitió a los jefes de Estado de la cumbre una carta para comprometerlos a "que los principios sobre las libertades de expresión y de prensa no estén ausentes en las discusiones, acuerdos o declaraciones y que nadie pueda quedar callado cuando éstos sean violentados".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.