Lavagna desmintió un "superpaquetazo" para el 25 de mayo

Se reunió ayer con el presidente electo
(0)
16 de mayo de 2003  

"Soy el antipaquete y el anti-Pac Man." Con esta frase, el ministro Roberto Lavagna buscó desmentir anoche que el 25 de mayo el nuevo gobierno vaya a lanzar un conjunto importante de medidas y que él aspire a conducir otra cartera, además de Economía.

El titular del Palacio de Hacienda mantuvo ayer por la mañana un encuentro con el presidente electo, Néstor Kirchner, en el departamento que éste tiene en el barrio de Recoleta. A la salida del encuentro, Lavagna dijo ante los periodistas que "recién el día de la asunción se realizarán anuncios de medidas económicas".

Aunque en la jornada se conjeturó la posibilidad de que Kirchner iniciara su mandato el 25 próximo con un espectacular anuncio de medidas, por la noche Lavagna -confirmado en su cargo por el nuevo presidente- aclaró que "no hay un superpaquetazo" en puerta.

"Soy antipaquete y anti Pac Man", sostuvo anoche el ministro, en diálogo telefónico con LA NACION. Lavagna explicó que en la reunión de ayer se analizaron "lineamientos" de la política económica, que seguirá en sus manos, a pesar del cambio de gobierno.

En esta sintonía, el ministro y el gobernador santacruceño analizaron la importancia del plan de infraestructura que se impulsará, aunque "no hubo un detalle sobre las obras" de la mencionada iniciativa, detalló Lavagna. Dijo, además, que "una posibilidad" es que el Ministerio de Economía reabsorba la cartera de la Producción.

"No me desvela"

"Pero eso no me desvela, ni tampoco lo de Obras Públicas, porque no soy un Pac Man", dijo el economista, que asumió su cargo en mayo de 2002. Así, el funcionario se refería al conocido videojuego en el que el personaje engulle los obstáculos que se le presentan hasta dejar la pantalla vacía.

Cerca de Lavagna indicaron que "acá no hay intención de imitar la actitud de Domingo Cavallo" durante los gobiernos de Carlos Menem y de la Alianza, con la fusión de varias carteras bajo el mando del ex ministro. Con el mismo tono político, durante la reunión desarrollada en el departamento de Kirchner en Recoleta se analizó la versión que daba cuenta de la posibilidad de que Ricardo López Murphy reemplazara a Menem en la segunda vuelta electoral, a partir de la decisión del ex presidente de renunciar a esta competencia.

Al respecto, fuentes que participaron del encuentro indicaron la "molestia" de Kirchner y de Lavagna hacia el titular de la fórmula del Movimiento Federal Recrear y ex ministro del gobierno de la Alianza.

"La operación en torno de López Murphy fue tan anticonstitucional y antiética como la renuncia de Carlos Menem", indicó, enojada, una fuente que formó parte de la reunión.

Si bien los participantes reconocieron que el ex ministro de Economía "tal vez no participó de esta versión, al menos debería haberse despegado en forma pública y de inmediato" de ella.

Al respecto, fuentes muy cercanas a López Murphy habrían advertido que "se preparaba esta operación" mediática, presuntamente lanzada por integrantes de la coalición, aunque sin su apoyo.

-¿Y no hablaron del efecto de la renuncia de Menem a la segunda vuelta?- preguntó LA NACION .

-Eso ya está muerto -respondió, tajante, la fuente.

En el Ministerio de Economía se respiraba ayer un aire que mezclaba tranquilidad con preocupación por la ausencia de la segunda vuelta del domingo próximo.

El equipo económico reconoce que necesitará un gran consenso político para poder negociar en los próximos meses un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional(FMI) y con los acreedores privados afectados por el default de la deuda soberana.

Al respecto, no se descarta que el ministro intente aplazar el final del miniacuerdo firmado con el FMI en enero y que vence en agosto.

Mientras busca consenso para las "reformas estructurales" que exigen los organismos multilaterales de crédito -como los cambios en el sistema impositivo,la coparticipación, la ley de entidades financieras y la compensación a los bancos-, Lavagna buscaría una extensión del "paraguas" actual, ya que al mismo tiempo todas las baterías estarán colocadas en armar la propuestas para repagar la deuda pública. En su favor, según el ministro, jugará un crecimiento del PBI calculado en el 4,5 por ciento para este año.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.