Lavagna dijo que el problema es "gravísimo"

Advirtió sobre una crisis energética
(0)
19 de septiembre de 2006  

El ex ministro de Economía Roberto Lavagna advirtió ayer que en el país hay un "gravísimo" problema en materia energética y que el Gobierno intenta distraer la atención de la opinión pública difundiendo otros temas, en lo que pareció una alusión a la revelación sobre el paso por la SIDE del diputado y operador de su proyecto político Juan José Alvarez.

Según el análisis de Lavagna, el Gobierno "hace como la avestruz" y quiere "matar dos pájaros de un tiro", porque "intenta distraer del problema que no está pudiendo resolver" y, al mismo tiempo, "genera un daño a quien no está ciento por ciento de acuerdo con lo que el Gobierno está haciendo".

"El Gobierno y todos estamos frente a un gravísimo problema en materia de energía, y empieza a aparecer, como lo temía y decía hace unos meses, un cierto freno en la creación del empleo", dijo Lavagna en declaraciones a Radio Rivadavia.

"Frente a esos dos problemas, sobre todo el energético, que cobró estado público, muy claramente se recurrió al método de distraer generando un nuevo tema", se quejó el economista.

La respuesta del oficialismo no tardó en llegar. El titular del bloque kirchnerista de Diputados, Agustín Rossi, negó que exista en el país una crisis energética y dijo que las expresiones del ex ministro de Economía tienen una "alta impronta política". Rossi afirmó que la oposición "genera escenarios que son absolutamente falsos, como lo hizo con lo de la crisis de inseguridad, y todos fueron atrás de [Juan Carlos] Blumberg".

Desde Nueva York, el diputado peronista José María Díaz Bancalari también salió a criticar a Lavagna por expreso pedido del Presidente (de lo que se informa por separado).

En otro orden, Lavagna aprovechó para criticar la actitud del Gobierno frente a los fallos adversos que enfrentó por las papeleras en La Haya y el Mercosur, y ante el Ciadi, el tribunal arbitral del Banco Mundial, por reclamos de empresas privatizadas.

Para el economista, la administración de Néstor Kirchner "tiene la tendencia a disimular derrotas con triunfos". "El tema de las papeleras empezó como un tema electoral, el Estado fue metiéndose en el problema y perdió en su momento la oportunidad de una solución razonable, que era hablar con el presidente de Uruguay", lamentó.

Con relación a su futura postulación para las elecciones presidenciales de 2007, Lavagna aclaró que todavía "falta" para oficializar su candidatura y alertó que la campaña electoral anticipada "genera mucho daño en cuestiones económicas y sociales" del país.

Sin embargo, aseguró que el anuncio de su presentación sólo "es cuestión de tiempo" y recordó que, como le "gusta ser coherente", está "cumpliendo lo que dijo a principio de año: que la Argentina no podía vivir desde marzo del 2005 hasta octubre del 2007 en campaña".

En materia económica, Lavagna también apuntó contra el acuerdo de precios que implementa el Gobierno porque será "extremadamente difícil" de abandonar. El ex ministro comparó esa política económica con la "convertibilidad" porque, según justificó, "son esas políticas muy rígidas que al principio generan la sensación de algún beneficio y de las cuales después es extremadamente difícil salir". El flamante programa de créditos hipotecarios propuestos por el Gobierno también fue blanco de las críticas de Lavagna, al señalar que "pareciera" que en el proyecto no participó "ninguna de las autoridades que naturalmente debieron haber intervenido".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.