Lavagna, el dólar y un posible "Rodrigazo"

El ex ministro de Economía escribió una durísima crítica a la política económica del Gobierno; dijo que hay quienes "sueñan" con un Rodrigazo
(0)
6 de junio de 2012  • 12:12

El ex ministro de Economía Roberto Lavagna escribió una durísima crítica a la política económica del Gobierno, en la que objetó la política cambiaria, el impuesto a las ganancias, la asignación universal, el mercado inmobiliario, los subsidios y las tarifas de los servicios públicos, las restricciones a las importaciones y la inflación.

La columna de opinión de Lavagna, titulada "Estamos frente a una economía en falsa escuadra", fue publicada en el diario Clarín en su edición de hoy. El economista dijo que el valor real del dólar "no se corresponde con la productividad del país ni con las condiciones de oferta y demanda ni con lo que la gente opina que debería valer".

Además, consideró que el mínimo no imponible para el pago de ganancias "es objetado", que la asignación universal por hijo está atrasada ($ 540 en vez de $ 630) y que los topes de las asignaciones familiares "están demasiado bajos, excluyendo a una parte importante de los trabajadores".

Lavagna también criticó que la valuación de los inmuebles urbanos y rurales "está muy alejada de los valores de mercado", que las tarifas eléctricas "están desajustadas" y que no hay inversiones en ese sector. También mencionó el combustible ("la nafta no se corresponde mínimamente con la evolución de costos") y las tarifas de transporte. "[Hay una] estatización de hecho del sistema, viven del subsidio, la inversiones son nulas y la calidad del servicio, un desastre", lanzó.

"Según el Gobierno, los derechos de importación son muy bajos y por eso ponen obstáculos al ingreso de productos. El campo piensa masivamente que los derechos de exportación están demasiado altos y afectan la producción y las exportaciones", contrastó. Criticó que se desaliente el ahorro por las tasas de interés, la presión fiscal, el gasto público y el endeudamiento.

"Por este camino podríamos seguir y seguir. Todos tienen buena parte de razón. Estamos frente a una economía en falsa escuadra . Una economía donde todos los precios y variables monetarias están desajustados", sostuvo.

Según el ministro de Economía de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner (de 2002 a 2005), esta situación se creó a partir de "la combinación de inflación no reconocida y políticas «parche»".

"Esa falsa escuadra tiene sus costos", dictaminó. A continuación, Lavagna los enumeró:

- Hay menos capacidad de competir en nuestro propio mercado y en el exterior que lo necesario.

- Hay más pobres de lo que la equidad y el equilibrio sociopolítico reclama.

- Hay menos impuestos directos y más impuestos al consumo (regresivos) de los que debería haber.

- Los servicios públicos directos o concesionados son antiguos, inseguros, de bajísima calidad, sin mira de cambiar mientras no haya fondos para invertir y mientras se distribuyan subsidios a grupos concentrados y/o a sectores de la sociedad que no los necesitan ni reclaman.

- Hay una folclórica pero dañina prohibición de importación de equipos, maquinarias, partes y piezas que agravan los problemas de productividad y empleo.

- Hay desestímulo a la producción y a la libre comercialización del principal generador de divisas fuertes del país como es el agro y la agro industria.

- Hay ahorro en moneda nacional insuficiente y escasa capacidad de financiamiento.

- Hay una insaciable voracidad impositiva que convive con grandes bolsones de evasión y elusión fiscal.

- Hay un gasto público insostenible, pésimamente distribuido.

- Lo que es peor, hay de parte del Gobierno una tentación de, vía medidas de corto plazo, contradictorias e inorgánicas, arreglar los temas de a uno, con intervenciones crecientes, volátiles, autoritarias, discriminadoras, con discursos que son pura cáscara sin contenido, finalmente vacíos. Pero sobre todo hay fracasos cada día más perceptibles por el ciudadano, fracasos progresivos, desgastantes y paralizantes.

Lavagna incluso deslizó si no hay quienes "sueñen" con un "rodrigazo". "¿Se acuerdan de 1975, un gobierno de una presidenta peronista? Todo junto, todo rápido, supuestamente para «ordenar» el caos de precios relativos, que como no podía ser de otra manera desató una guerra distributiva. Y después … lo sabemos", escribió.

Finalmente, el ex candidato a la presidencia de la Nación (en las elecciones de 2007) dijo que "la economía es como un mecanismo de relojería" y que por eso "no se lo arregla a los martillazos, tirando las piezas al aire, ni viéndolas aisladamente" sino que se arregla "con extremo cuidado".

Lavagna fue el ministro de Economía de Néstor Kirchner hasta 2005
Lavagna fue el ministro de Economía de Néstor Kirchner hasta 2005 Fuente: Archivo

Rodrigazo

En junio de 1975, Isabel Perón nombró como ministro de Economía a Celestino Rodrigo, quien pasó a la historia por el famoso Rodrigazo, un severo programa de ajuste con un aumento de tarifas de servicios públicos, tipo de cambio y salarios que intentaron contener la inflación.

Durante una gestión de 50 días, Rodrigo devaluó la moneda por segunda vez en el año: pasó de un dólar a 15 pesos a uno de 30 en el mercado financiero y a uno de 10 a 26 pesos en el mercado comercial. Para reducir el déficit, las tarifas de los servicios públicos y combustibles subieron casi 189% en promedio.

La inflación ya había saltado a los tres dígitos anuales y se mantendría así, salvo durante excepcionales períodos, en los años siguientes.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.