Lavagna entró en la campaña y llamó a no votar por Filmus

"La obediencia no es una virtud", señaló; evitó definirse entre Macri y Telerman
Gustavo Ybarra
(0)
29 de mayo de 2007  

El candidato presidencial Roberto Lavagna prefirió ayer fijar posición acerca de la elección de jefe de gobierno por la negativa, al revelar a quién no va a votar el domingo. Si bien no lo mencionó por su nombre y apellido durante los casi 45 minutos que habló con la prensa, la bolilla negra del ex ministro de Economía fue para Daniel Filmus, el postulante del kirchnerismo.

"Quien aspire a gobernar la ciudad tiene que mostrar personalidad política propia, porque la obediencia debida no es una virtud. Por esa razón, no voy a votar al candidato designado a dedo por el gobierno nacional", sentenció Lavagna, en clara alusión al ministro de Educación y representante del presidente Néstor Kirchner en los comicios porteños.

Ese fue el pasaje más fuerte de la conferencia de prensa que el candidato de la coalición Una Nación Avanzada (UNA) brindó ayer en un hotel del centro porteño para hablar sobre la elección en la Capital, distrito en el que no tiene candidato propio. Esta situación continuará así, ya que Lavagna eludió cualquier tipo de manifestación explícita en favor de alguna de las fórmulas que compiten el domingo.

Si bien dijo que ya tenía decidido su voto, se negó a revelarlo ("no viene al caso mencionarlo aquí", se justificó), y sólo se animó a señalar que tenía "algunas simpatías por otras fórmulas". Entre las afortunadas mencionó la de Mauricio Macri y Gabriela Michetti (Pro), la que encabeza el actual jefe de gobierno porteño, Jorge Telerman, y la que integran Claudio Lozano y María América González.

Para esta última, tuvo palabras de elogio al destacar la "fortaleza de su propuesta en materia social". Sobre las otras dos dijo que "hay gente de UNA trabajando" en sus equipos de campaña.

Parado frente a un atril, Lavagna realizó una suerte de pronunciamiento en etapas sobre la elección porteña cuando restan escasos seis días para su realización. Así, lo primero que hizo fue mencionar algunos de los compromisos que pensaba adoptar para con la Capital en caso de acceder a la presidencia de la Nación.

En ese sentido, hizo hincapié en que está dispuesto a "asegurar la autonomía institucional de la ciudad", ya que -afirmó-, por la aplicación de la denominada ley Cafiero, el artículo 129 de la Constitución nacional -que garantiza autonomía con régimen de facultades propias de legislación y jurisdicción para el distrito- "sigue siendo letra muerta".

"Buenos Aires no es una ciudad autónoma", sentenció el candidato, tras lo cual se comprometió a derogar la polémica ley 24.588, que, entre otras cosas, le impide a la Capital Federal tener Justicia propia. "No hay Estado autónomo donde los ciudadanos están condenados a que en materia de seguridad y justicia las decisiones las tome el poder central", agregó.

Recomendaciones

En la segunda parte de la conferencia el ex ministro se dedicó a trazar cuáles son los tópicos que deberían tener en cuenta los porteños a la hora de decidir su voto. Fue en ese momento cuando vetó la candidatura de Filmus.

Pero Lavagna no se quedó allí y, tras enumerar los indicadores de pobreza, indigencia y desempleo de la ciudad, lanzó una crítica generalizada a quienes competirán el domingo al asegurar que la cuestión social ha sido "un tema subestimado" durante la campaña. Como contrapartida, enumeró las propuestas que en esa materia impulsa la coalición que él encabeza, tanto para la ciudad como para el resto del país.

En lo que pareció una crítica a Telerman pidió "menos propaganda y más gestión"; además, advirtió sobre la necesidad de "terminar con el reparto por cuotas políticas" de cargos en el gobierno porteño y destacó "la importancia del superávit fiscal como garantía de independencia del poder central".

Por último, criticó a Kirchner al afirmar que "no es necesario que un presidente diga que de la Capital depende el destino del país". La misma queja esbozó hacia Elisa Carrió, de quien dijo que tuvo "un exceso de porteñismo" al sostener la misma idea que el jefe del Estado. Y si bien dijo que "el diálogo no está cerrado" con la líder de la Coalición Cívica, Lavagna destacó que no comparte las "visiones apocalípticas" de la candidata.

De Cristina, ni hablar

  • El candidato presidencial Roberto Lavagna se abstuvo ayer de opinar sobre la posible candidatura de la primera dama, Cristina Fernández de Kirchner, al argumentar que se trata de "un tema menor" comparado con la agenda de su campaña. "No voy a hablar de temas menores. Pregúntenme de seguridad, de salud, de temas que le interesan a la gente y no a los políticos", señaló el ex ministro de Economía, en declaraciones previas a su conferencia de prensa, referida a temas de la ciudad de Buenos Aires. En los últimos días, Lavagna había dicho que todavía cree que el presidente Néstor Kirchner buscará la reelección.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Politica

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.