Lavagna, más fortalecido con el nuevo gabinete

El ministro de Economía sumará el manejo del de Producción
(0)
21 de mayo de 2003  

El ministro de Economía, Roberto Lavagna, se siente "muy conforme" con el nuevo gabinete nacional que acompañará al presidente electo Néstor Kirchner.

"Es un buen gabinete, con gente formada", indicaron anoche muy cerca del titular del Palacio de Hacienda, quien ahora suma las áreas correspondientes a la cartera de Producción.

En diálogo con LA NACION, una alta fuente del Palacio de Hacienda indicó que la reestructuración ministerial "termina con la dispersión de áreas" que afectaban el manejo de la política económica. Lavagna fue ratificado ayer por el presidente electo Néstor Kirchner en su cargo y como encargado del Ministerio de la Producción.

"Se termina con la política de saldos y retazos, donde cada tema estaba dividido en tres áreas diferentes, como el comercio y la industria", entre otros, comentó la fuente con cierto alivio. En el Palacio de Hacienda, Lavagna conservará casi intacto al equipo que lo acompaña desde mayo de 2002, cuando fue convocado por Eduardo Duhalde: Guillermo Nielsen en Finanzas; Eduardo Pérez, en la Secretaría Legal y Técnica, y Oscar Tangelson, en Política Económica.

La decisión de Jorge Sarghini de dejar Hacienda llevó al ministro a buscar otro especialista para manejar las cuentas fiscales. Sin embargo, según la calificada fuente, Sarghini seguirá ligado al ministro, como "coordinador" de la relación entre el Ministerio de Economía, el Congreso Nacional y las provincias.

"No se puede desaprovechar su experiencia", se indicó anoche, en forma contundente, cerca del escritorio de Lavagna.

El jefe de asesores del Palacio de Hacienda, Federico Poli, seguiría en su cargo o pasaría a desempeñarse en la Secretaría de Industria que hasta ahora ocupaba Dante Sica.

En la otra secretaría importante de la cartera de Producción, Agricultura, se podría producir el nombramiento de Jesús Leguiza, que ocupó el mismo cargo junto a Felipe Solá y durante el breve mandato presidencial de Adolfo Rodríguez Saá.

A partir de esta mayor concentración de poder, "se podrá mejorar el manejo de la gestión económica", indicó la fuente. "Hay un notable progreso en la estructura ministerial", agregó el funcionario.

-¿Y la renegociación de los contratos con las empresas privatizadas?

-Aún no está definido-, aclaró la fuente, con cierto misterio.

Sin embargo, en el Palacio de Hacienda daban por descontado que el ministro "va a querer seguir manejando la política tarifaria", para darle coherencia a la renegociación con los concesionarios privados.

A cambio, Economía pierde las secretarías de Energía y Comunicaciones, que pasarán a depender del Ministerio de Planificación Federal, Inversiones Públicas y Servicios. "Es lógico que todas las áreas conectadas con Infraestuctura también se concentren en un solo ministerio", admitieron cerca de Lavagna.

Nueva relación

Más allá de los nombres y de las estructuras, el ministro confía en mantener una buena relación con el nuevo presidente, quien seguramente se involucrará más en los proyectos económicos que Eduardo Duhalde. "Eso es positivo", se limitó a comentar la calificada fuente.

Tal como lo definió hace unos días, Lavagna no comenzará su segunda gestión con "anuncios grandilocuentes", ni planea viajar en el corto plazo al exterior para lanzar la crítica renegociación de la deuda con los acreedores privados y con los organismos multilaterales de crédito.

"Toda la atención está puesta ahora en el plano interno", concluyó la fuente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.