Le darían a Arslanian facultades especiales

Para agilizar la reforma policial
(0)
25 de abril de 2004  

LA PLATA.- El gobernador bonaerense Felipe Solá solicitaría en las próximas horas a la Legislatura provincial que se le otorguen atribuciones especiales al ministro de Seguridad, León Arslanian, para agilizar la reforma de la policía bonaerense.

La medida formaría parte de un proyecto de ley que pretende brindar un "rango jurídico más sólido" a la situación de emergencia por la que, en materia de seguridad, atraviesan los municipios del conurbano, emergencia decretada por Solá el último 2 de abril tras la renuncia del anterior ministro de Seguridad, Raúl Rivara.

Ayer, voceros del gobernador confirmaron la existencia del proyecto y explicaron que en él se fijan especificaciones respecto del manejo del personal policial, entre otras cuestiones. La idea sería permitir que Arslanian acelere la reforma de la policía provincial, y para ello disponga de movimientos de personal, equipamiento y cambios de fondo en la fuerza.

Desde la Casa de Gobierno bonaerense se intentó bajar el tono a la cuestión de las facultades especiales con el argumento de que "el proyecto del Poder Ejecutivo busca dar fuerza de ley a la emergencia".

En cambio, fuentes del Ministerio de Seguridad indicaron que, efectivamente, Solá y Arslanian acordaron solicitar a los legisladores provinciales dichas atribuciones. Según voceros del gobierno, el borrador del proyecto de ley que Solá enviará a la Legislatura esta semana ya está en manos de senadores y diputados de las comisiones de Seguridad de cada Cámara. Sin embargo, LA NACION se comunicó ayer con miembros justicialistas y radicales de dichas comisiones, que afirmaron desconocer la existencia de la iniciativa.

El miércoles último, cuando los legisladores se reunieron con Arslanian, no se mencionó la posibilidad de que el funcionario gozara de atribuciones especiales. Uno de los temas que sí se trató en aquel encuentro fue la necesidad de "reflotar" la Comisión Bicameral de Seguridad.

Solá había decretado el estado de emergencia de seguridad de los municipios del conurbano poco después de que Rivara abandonara el Ministerio y de que la vicegobernadora Graciela Giannettasio se hiciera cargo en forma interina de la cartera.

Entre otras medidas, el gobernador dispuso que más de 1000 oficiales y suboficiales que realizaban tareas administrativas en comisarías del Gran Buenos Aires se sumaran a la prevención de los delitos en las calles.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.