Legisladores de la UCR quieren otro gabinete

Se lo plantearon al Presidente
(0)
20 de diciembre de 2001  

El ministro de Economía, Domingo Cavallo, tuvo la ingrata tarea de escuchar cómo los senadores y diputados radicales pedían ayer su renuncia al presidente Fernando de la Rúa.

En rigor, los legisladores oficialistas reclamaron la dimisión de todo el gabinete y su reemplazo por otro de unidad nacional con el peronismo, que le permita al Gobierno superar la crisis económica.

Sacudidos por la tensión de los saqueos en todo el país, los jefes parlamentarios, Horacio Pernasetti (Diputados) y Carlos Maestro (Senado), y el senador Raúl Alfonsín se presentaron en la Casa Rosada para solicitar urgentes medidas que "eviten un estallido social" y poner en palabras lo que muchos dirigentes exigen por lo bajo: la salida de Cavallo y el fin del actual modelo económico.

Los legisladores habían recibido el mandato unánime de sus respectivos bloques para pedir al Gobierno, no sólo un cambio de nombres, sino también la libre disponibilidad de los salarios (que Diputados aprobó después) y un plan alimentario.

Según testigos de la conversación, De la Rúa se quejó primero de que lo estaban obligando "a dar un salto al vacío" y luego agregó, respecto de las modificaciones al gabinete: "Tengo que hacer consultas".

La frase generó diversas interpretaciones entre los visitantes con respecto a quién tenía que consultar. El jefe de Gabinete, Chrystian Colombo, y el ministro del Interior, Ramón Mestre, se cruzaron miradas.

Cavallo, entonces, que seguía con atención la charla, lanzó una sugerencia que sorprendió aún más a los presentes. "(El cambio) del ministro de Economía tendría que ser ya porque el país no puede quedar sin ministro".

Más allá de la descontrolada situación económica y social, el ministro sabe que su debilidad es política. Mientras el PJ lo señala como un escollo para la concertación nacional, el Congreso derogó las facultades discrecionales que le había concedido meses atrás para manejar algunos resortes de la economía.

La reunión entre el Gobierno y los dirigentes radicales fue cruda, según la describieron algunos participantes. Con diferencias de tonos y estilos, Alfonsín, Maestro y Pernasetti insistieron en la necesidad de tomar decisiones drásticas.

Versiones encontradas

Las versiones no coinciden cuando se trata de explicar en qué términos se habló de un cambio de rumbo económico. Dos fuentes consultadas por LA NACION aseguraron que De la Rúa deslizó la posibilidad de una devaluación controlada, si se llega a "un acuerdo político" con todos los sectores. Otras fuentes, en cambio, sostuvieron que el Presidente preguntó si la propuesta era cambiar el régimen monetario y sus interlocutores le respondieron que sí, pero no abundaron en detalles.

Los bloques de senadores y diputados mantuvieron en el Congreso largas y acaloradas reuniones, donde se discutió la situación de emergencia del país. El pedido de renuncia del gabinete surgió de los diputados Jesús Rodríguez y Leopoldo Moreau, que abogó "por un gobierno de salvación nacional". En el delarruismo no avalaron expresamente la iniciativa, aunque tampoco ofrecieron demasiada resistencia.

El acuerdo con el Senado no llevó mucho tiempo. El trío de legisladores, entonces, partió imprevistamente hacia la Casa de Gobierno con cara de pocos amigos.

El comité nacional de la UCR, encabezado por Angel Rozas, siguió ayer de cerca la embestida parlamentaria. No hubo un pronunciamiento oficial. Pero como el partido y los legisladores vienen actuando en conjunto, se puede inferir que la UCR comparte el reclamo efectuado desde el Congreso. Rozas dialogó en secreto anteanoche con De la Rúa. También le habría pedido la renuncia de Cavallo.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.