Lizurume se reunió con Duhalde y negó hacer lobby por las petroleras

El gobernador de Chubut le solicitó al Presidente compense a su provincia con Lecops si la coparticipación federal baja considerablemente
(0)
24 de enero de 2002  • 14:01

El gobernador de Chubut, José Luis Lizurume, manifestó hoy su "preocupación" al presidente Eduardo Duhalde por la "abrupta caída de la recaudación" y el impacto que ésta tendrá en las transferencias que la Nación hace a las provincias en concepto de coparticipación federal.

El mandatario advirtió que el presupuesto de Chubut ya "es muy acotado y el gasto político ya se llevó al mínimo posible", por lo que sostuvo que una baja en la coparticipación podría "complicar tremendamente" el funcionamiento de su provincia.

Lizurume le solicitó a Duhalde que la Nación compense a través de algún mecanismo, como el de los Lecops, esa reducción para no agravar la situación ya difícil que atraviesan muchas de las provincias.

En una reunión que mantuvieron en la Casa Rosada, Lizurume le pidió también al Presidente una rápida definición sobre el tema de las empresas petroleras, a las cuales el Gobierno tendría previsto retenerle parte de las ganancias para colaborar en la salida de la crisis.

Del encuentro, que se realizó en el despacho presidencial, participó también el jefe del bloque de senadores de la UCR, Carlos Maestro.

En diálogo con la prensa, el gobernador negó de plano haber actuado como un "lobbista" en favor de las compañías petroleras ante el gobierno nacional e indicó que "si hago algún lobby es para mantener las fuentes de trabajo en mi provincia y no para defender los intereses de ese sector".

Respecto del monto que el Gobierno le exigirá a las petroleras a través de un impuesto, Lizurume se limitó a señalar que los sectores que "en tiempos de bonanza han hecho buenos negocios" en la Argentina deberían hacer ahora un aporte, aunque sostuvo que "no me gustaría que se aplique ninguna medida que afecte a los trabajadores".

En ese sentido, el mandatario chubutense advirtió que como consecuencia de la decisión del Gobierno de exigirles un aporte a las empresas petroleras, podrían quedar "1400 familias de Comodoro Rivadavia" sin trabajo, dado que las empresas comenzarían a "retacear sus inversiones".

Fuente : DyN

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?