Lo niegan, pero Bogado se movía como espía