López Murphy encendió la polémica con un audaz spot

Dijo "quilombo" y jugó con el doble sentido de la expresión "ponérsela" Ver el video
Oliver Galak
(0)
27 de septiembre de 2005  

La misma sensación de sorpresa que invadió a los televidentes que anteanoche vieron el primer spot de campaña de Ricardo López Murphy alcanzó ayer a los lectores de LA NACION que leyeron la desgrabación del aviso, a los oyentes de radio que se sumaron a la polémica, a los especialistas en publicidad y comunicación política y hasta a los propios miembros de su partido.

La mención de una palabra que algunos consideran soez, como "quilombo", y el juego con el doble sentido de la expresión "poner algo a alguien" provocaron un fuerte debate que logró, según reconocieron en Propuesta Republicana (Pro), el objetivo buscado: reinstalar al candidato a senador por la provincia de Buenos Aires en el medio de la campaña, de la que había quedado bastante relegado por la polarización entre sus dos principales rivales: la senadora Cristina Kirchner y la diputada Hilda Duhalde.

"No hay una grosería en general -se defendió López Murphy ante la consulta de LA NACION-. Yo hubiera usado la palabra «lupanar» [en vez de «quilombo»], pero quizá parte de nuestra población no lo habría comprendido."

En la pieza publicitaria que ayer se emitió en sólo dos ocasiones, el ex ministro dice, mirando a cámara: "Duhalde lo puso a Kirchner. Kirchner puso a su mujer. Y de esta manera se la puso a Duhalde. Duhalde entonces le puso la suya. El 23 de octubre ponga mi boleta en la urna para recuperar el trabajo, la seguridad y la educación de los bonaerenses, y de una vez por todas terminemos con este quilombo".

López Murphy argumentó que su intención original era utilizar términos como "propuso, nominó o postuló", en lugar de "poner", y explayarse durante dos minutos sobre sus propuestas en educación, trabajo y seguridad, pero su equipo de campaña lo disuadió porque, según explicó, no tenían recursos suficientes para pagar un aviso tan extenso. "Me dijeron que la única estrategia factible con los fondos con los que contábamos era recurrir a la cacofonía con el verbo «poner» -ironizó-. Yo soy como la armada japonesa en Pearl Harbor: tengo un solo ataque para ganar."

Malestar interno

Sin embargo, no todos en Pro están conformes con la estrategia, en especial el sector definido por los propios lopezmurphistas como "el ala liberal", quienes ya se lo hicieron saber al candidato. Un dirigente muy cercano a López Murphy, que prefirió mantener en reserva su nombre, calificó el aviso de "lamentable" y lo consideró "un error de campaña".

Esteban Bullrich, cuarto candidato a diputado en la Capital Federal, admitió que "está en el límite de lo tolerable" y agregó: "Lamentablemente, hay que hacer esto para buscar romper con la polarización. Se tomó esa decisión y, claramente, logró el objetivo". Paola Spatola, segunda candidata a diputada en la provincia, dijo que, como mujer, no se sintió ofendida por el texto del spot y lo justificó: "La sociedad le pidió siempre a Ricardo que se apartara de su postura académica". El legislador porteño Carlos Araujo también respaldó la audacia porque "con un spot clásico no movía el amperímetro".

El publicista Ernesto Savaglio, creador del aviso, negó que hubiera habido una "falta de respeto" y destacó que el texto responde fielmente al pensamiento del candidato.

"Todo eso lo saqué de lo que él dice siempre. El contó una historia y yo sólo la armé en 25 segundos", dijo a LA NACION. Reconoció que la polémica excedió sus previsiones ("todo el mundo me pidió el video y el audio") y anticipó que el spot sólo se verá tres o cuatro veces más. Luego habrá otras piezas más orientadas a las propuestas.

Ayer por la mañana, las radios se inundaron de llamados de oyentes que opinaron sobre el tema. Algunos dijeron que el aviso los decidió a votar por López Murphy; otros, a dejar de hacerlo.

La polémica también se instaló en ámbitos universitarios. El director del área de Comunicación de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), Luis Alberto Quevedo, discutió el tema con sus colegas, algunos de los cuales opinaban que el uso de ese lenguaje alejaría al votante tradicional de López Murphy. El comunicólogo disintió: "Ese electorado él lo tiene bastante consolidado. Esta publicidad habla con un lenguaje que es muy de la provincia de Buenos Aires".

Quevedo destacó que el spot de la agencia Savaglio/TBWA "rompe con un panorama muy pobre" que venían exhibiendo las publicidades de esta campaña. "Esta era la publicidad política más convencional que se ha visto en los últimos años y lo atractivo de este spot es que toma un riesgo", opinó.

Además, consideró que esa publicidad se emite en un contexto en el que los números de las encuestas marcan que "López Murphy está estancado entre los 6 y los 7 puntos. Tomar un riesgo en este caso es una herramienta interesante."

Abuelos

  • Durante un recorrido por las localidades de Adrogué, Longchamps y Claypole (municipio de Almirante Brown en el que reside), Ricardo López Murphy inauguró ayer un local partidario, visitó el hospital vecinal Emilio Bourwardt y se reunió con jubilados, a quienes expuso sus propuestas de campaña. "Este gobierno siempre iguala para abajo y discrimina seriamente a los abuelos que más aportaron durante sus años de trabajo", dijo. El candidato recorrerá hoy el distrito de Tres de Febrero.
  • Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?