Los argentinos le desearon suerte al futuro presidente

Según calculó el orfebre Juan Carlos Pallarols, alrededor de 30.000 personas participaron del taller en vivo para la elaboración del bastón de mando de Néstor Kirchner
Constanza Longarte
(0)
25 de mayo de 2003  • 09:20

"Aguante Kirchner"; "Sea el presidente de todos los argentinos"; "Que Dios lo ilumine y tengamos la Argentina que nos merecemos", son algunos de los mensajes que cerca de 30.000 argentinos inmortalizaron en cinco libros confeccionados especialmente para el primer patagónico que asumirá la presidencia de la Nación.

El lugar elegido fue el subsuelo de las Galerías Pacífico, donde el orfebre Juan Carlos Pallarols instaló un taller en vivo para que cualquier ciudadano participara de la elaboración del bastón de mando "criollo" que usará Néstor Kirchner en el acto de asunción presidencial.

Las 1250 páginas en blanco se llenaron rápidamente por cada persona que decidió aplicar un golpe de cincel al mango plateado que esculpió este maestro orfebre, perteneciente a la séptima generación de artesanos de los metales.

El tenor de las notas fue variado, pero la esperanza se dejó ver en la mayoría de ellas. Como la de Juan, que con un simple "¡Vamos!" supo resumir los deseos de todos los argentinos o el de Marina, que con un poco más de elocuencia escribió: "Fuerza. Todos los argentinos de bien lo vamos a ayudar. De a granito de arena, haremos montañas".

También abundaron los deseos y consejos. "Ojo con la firma, piense bien", recomendó Natalia. "Por favor, antes de tomar una resolución, eleve su pensamiento, ablande su corazón y recuerde: no hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan a ti", redactó Silvia María. "Es mi deseo como argentino que piense y ejecute una estrategia para nuestro país. No nos conformemos con capear la crisis, sino vayamos un poco más alto, trazando un modelo de país para 10 o 20 años más. Sé que no es fácil. Sé que es imprescindible", reflexionó Leonardo.

Por supuesto, no faltaron las alusiones a próceres y a mandatarios anteriores, los mensajes de turistas extranjeros y hasta un pedido expreso de trabajo de un profesor en Bellas Artes. Pero lo que más impactó fueron los mensajes de niños de variadas edades, que con la caligrafía de las primeras letras, inmortalizaron en papel sus deseos infantes.

"Seños Kirchner, haga un nuevo país y no sea como Menem", rezaba uno de los mensajes con letra poco clara. "Por favor, haga las cosas bien", pidió directa y sencillamente Santiago, de tan sólo 6 años.

Otro Santiago, de 7, dejó un mensaje que ocupó casi media página, porque para asentarlo prefirió las letras grandes "Señor Presidente, quiero que mejore mi patria", solicitó. Bajo la nota, impactado por estas pocas palabras, un turista brasileño anotó "Escute o pedido desta criança" ("Escuche el pedido de este niño").

Los chicos también pidieron el final de la guerra, trabajo para sus padres, justicia y seguridad. Muchos, hicieron referencia a los inundados de Sante Fe y los niños desnutridos en las provincias. Con más o menos verborragia, los grandes realizaron solicitudes e inscribieron mensajes de todo tipo.

Quizás, el de un ciudadano anónimo resume en pocas letras el espíritu de todas las reflexiones que desbordaron las hojas blancas de los grandes cuadernos. Simplemente, "Señor Kirchner, sea el presidente de todos los argentinos".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.