Los bloques del PJ y de la UCR, con heridas