Los bonistas se sienten "más cerca" de cobrar